Las pizzas, sobre cuatro ruedas como alternativa a la tradición

Primero fueron las dos grandes marcas de hamburgueserías. Luego una conocida cadena de café. Y ahora, hace apenas tres semanas, le llegó el turno a la pizza. Es que con la apertura de una nueva sucursal vecina a Plaza Oeste Shopping, el típico formato norteamericano de Drive-Thru –aquel que permite hacer un pedido, pagarlo y…

Las pizzas, sobre cuatro ruedas como alternativa a la tradición

Primero fueron las dos grandes marcas de hamburgueserías. Luego una conocida cadena de café. Y ahora, hace apenas tres semanas, le llegó el turno a la pizza. Es que con la apertura de una nueva sucursal vecina a Plaza Oeste Shopping, el típico formato norteamericano de Drive-Thru –aquel que permite hacer un pedido, pagarlo y llevarse la comida a casa sin tener que bajarse del auto– sumó la opción de pizzas, fainá y empanadas.

“Nos largamos a probar este formato de auto-pizza basándonos en dos ideas: por un lado sumarnos a la tendencia general que incluye darles a los consumidores nuevas opciones para acceder a sus productos alimentarios. Y además creemos que, en el rubro pizzería, el llevar el pedido desde el auto es realmente innovador. Al menos no encontramos antecedentes en América Latina”, le contó a PERFIL Francisco Bazán, director comercial de Kentucky.

Para poder cumplir la promesa de “sacar su pizza en 5 minutos” y entregarla a través de la ventanilla del auto del cliente tuvieron que innovar. Por ejemplo, instalaron una nueva generación de hornos más “veloces” que los usuales. Y también limitar algunas de las opciones del menú disponibles en las sucursales tradicionales. Sus cálculos para el nuevo negocio apuntan a poder atender pedidos de pizza y otros productos, de unos veinte autos por cada hora.

En estos primeros tiempos la apuesta parece estar funcionando. “Calculamos que la posibilidad de llevar productos de la carta sin bajarse del vehículo aumentó las ventas del local en cerca de un 30%”, adelantó Bazán. Y eso explica –en parte– que tengan en carpeta seguir creciendo en este formato por medio de franquicias.

“Con la opción de sucursales Drive-Thru y también abriendo locales tradicionales: en lo que va del año ya inauguramos una docena y queremos cerrar 2019 con un total de setenta locales. Para el año próximo vamos a sumar otro tanto”, adelantó Bazán.

¿Cómo se explica esta contramarcha expansiva en un mercado recesivo? “Creemos que hay márgenes para crecer con un producto tan aceptado por el consumidor argentino. Y notamos cierto cansancio ante la proliferación de hamburgueserías. Además, la pizza tiene un costo-beneficio muy competitivo: por $ 170 es posible tener un menú al paso que permite comer bien y sin disminuir la calidad de los ingredientes”.

Como postre, y para seguir metiéndole “tecnología” a la pizza, los responsables de la cadena ya tienen lista una app que cualquier cliente podrá bajarse a su smartphone. Así, desde ahí, se podrá hacer –y pagar– un pedido. “Pensamos en un usuario típico que podría pedir su pizza desde el subte, mientras regresa a su casa. Y, al pasar por el local elegido, podría tener su masa crujiente a punto y la muzzarella derretida de manera de poder hacerle la entrega sin demoras”. Buen provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *