Coronavirus: la India y la cuarentena total para 1300 millones de habitantes

Con más de 1300 millones de habitantes (y creciendo), que la República de la India, el segundo país más poblado detrás de China haya confirmado al momento un total de 562 casos de coronavirus y 9 decesos parecería ser demasiado bueno para ser real. Lo cierto es que a pesar de los movimientos rápidos para restringir…

Coronavirus: la India y la cuarentena total para 1300 millones de habitantes

Con más de 1300 millones de habitantes (y creciendo), que la República de la India, el segundo país más poblado detrás de China haya confirmado al momento un total de 562 casos de coronavirus y 9 decesos parecería ser demasiado bueno para ser real. 

Lo cierto es que a pesar de los movimientos rápidos para restringir los viajes aéreos, el principal problema parecería estar en la posibilidad de realizar las pruebas del caso. Sin esta herramienta, los funcionarios de salud están obligados a tomar decisiones sin información confiable sobre quién es o no portador del virus. 

La lectura es que el retraso en la ampliación de los ejercicios de prueba se demoran porque si incluyen pacientes que no tienen antecedentes de viaje, se quedarán sin pruebas rápidamente. 

El ministerio de salud ha limitado las pruebas en los hospitales del gobierno central a los viajeros internacionales o aquellos que se han puesto en contacto con ellos. Sin embargo, solo con 100 casos confirmados, el sistema de salud de la India ya mostró su fragilidad.

Por lo pronto, este miércoles las calles de la India amanecieron desiertas tras lo que fuera en la jornada de ayer el anuncio del reelecto primer ministro Narendra Modi, quien informó la decisión de realizar una cuarentena que abarca a la quinta parte de la población mundial.

En días recientes, India ha expandido gradualmente sus órdenes de aislamiento en los domicilios, prohibiendo los vuelos internacionales y domésticos y suspendiendo su vasto servicio ferroviario hasta el 31 de marzo. También canceló las clases en escuelas y universidades y cerró cines y teatros.

Ayer, Modi dijo que para salvar a la India y a cada indio, habrá una prohibición “total” de salir de las casas durante tres semanas. El premier admitió que la cuarentena será un duro golpe para la economía, pero insistió en que no hacerlo sería peor aún.

“Si no podemos manejar el país los próximos 21 días, el país va a retroceder 21 años”, precisó desde sus redes sociales, al tiempo que prometió invertir 2.000 millones de dólares para reforzar el sistema de salud nacional. 

La orden del primer ministro prohíbe los encuentros religiosos y dispone el cierre de todo lugar de culto. En este sentido consideró que “las celebraciones no serán como lo son habitualmente, pero esto reforzará nuestra determinación para superar estas circunstancias”.

En esta nota:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *