El Gobierno anunció un DNU que impulsa la renovación de la flota pesquera

El Gobierno oficializó este martes el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece las bases para la modernización y renovación de la flota de buques pesqueros. Desde el Gobierno sostienen que el nuevo esquema permitirá al sector “potenciar su cadena de valor”. El anuncio fue realizado en un encuentro de la “Mesa de Pesca”…

El Gobierno anunció un DNU que impulsa la renovación de la flota pesquera

El Gobierno oficializó este martes el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece las bases para la modernización y renovación de la flota de buques pesqueros. Desde el Gobierno sostienen que el nuevo esquema permitirá al sector “potenciar su cadena de valor”.

El anuncio fue realizado en un encuentro de la “Mesa de Pesca” encabezada por el presidente, Mauricio Macri, y representantes de las cámaras y empresas del sector. También participaron la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el ministro de Producción, Dante Sica, entre otros funcionarios. 

La nueva normativa establece que, cumplido el plazo de 20 años, los buques con permiso de pesca vigente deberán tener una antigüedad inferior a 40 años. No obstante, la antigüedad podrá ampliarse a 60 años si se acredita una reconstrucción de al menos el 60% del buque en astilleros nacionales, o se fija como destino de captura de calamar.

A su vez, prevé incentivos para aquellos buques que sean construidos en astilleros nacionales mediante una mejora del 10% en la capacidad de pesca. Es decir, aquellos navíos de hasta 27 metros de eslora podrán recibir hasta un 10% adicional de especies excedentarias autorizadas.

El Gobierno había anunciado el mes pasado una línea de financiamiento por un monto total de 500 millones de pesos a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para la adquisición de buques pesqueros construidos por astilleros locales, con el objetivo de impulsar la producción industrial nacional.

“Esta medida es el resultado del diálogo permanente que mantuvimos con todos los actores del sector”, expresó el ministro Sica, y agregó: “fija las condiciones de base que nos permitirán delinear reglas claras en términos de mejoras en la eficiencia operativa y la competitividad de la industria naval”.

Por último hizo hincapié en que la medida favorecerá no solamente el desarrollo del sector, sino también “la creación de más y mejores puestos de trabajo de calidad y a la generación de un mayor valor agregado”.

Según informaron en enero, la línea tendrá un plazo de hasta cinco años con un período de gracia de hasta 12 meses y se financiará hasta 60 millones de pesos, por empresa o grupo que no supere el 80 por ciento del valor del bien.