“Saca el celular, lo envuelve en una toalla, todo mientras trabajaban los paramédicos”

Pasan las horas, sin embargo se multiplican las dudas sobre la muerte de Natacha Jaitt. Durante las primeras horas del sábado pasado, se dio a conocer la triste noticia de que habían hallado sin vida el cuerpo de la mediática en un salón de fiestas. En ese momento, se realizaron las pericias y se informó que no había signos de…

“Saca el celular, lo envuelve en una toalla, todo mientras trabajaban los paramédicos”

Pasan las horas, sin embargo se multiplican las dudas sobre la muerte de Natacha Jaitt. Durante las primeras horas del sábado pasado, se dio a conocer la triste noticia de que habían hallado sin vida el cuerpo de la mediática en un salón de fiestas. En ese momento, se realizaron las pericias y se informó que no había signos de violencia, y que sí hay rastros de droga y alcohol. Eso fue lo que más ruido le hizo a Ulises Jaitt, el hermano de la famosa, quien aseguró que ella sabía que no debía volver a consumir estupefacientes.

Este martes, en El diario de Mariana, el ciclo de El Trece, desde un móvil en el municipio de Tigre, se dieron a conocer nuevos datos, y se apuntó contra el representante de Jaitt, Raúl Velaztiqui Duarte, el empresario uruguayo que había sido quien llevó a la artista al lugar. De su contradictoria declaración salieron muchas dudas, ya que en un principio dijo que Natacha no tenía su celular con ella y, luego, afirma que la llamó. Eso produjo una fuerte sospecha.

“Hay una pregunta fundamental que tiene que ver con el celular de Natacha Jaitt, los fiscales todavía no tienen en claro si el celular que se encontró en la camioneta y que fue secuestrado es efectivamente el de ella. El de Natacha es de marca Samsung”, señalaron desde el lugar de los hechos.

 Luana, testigo de la noche comentó: “no recuerdo haberla visto con el celular” , y entonces Marina Calabró admitió que “nunca la vi sin el celular a Natacha”. Por su parte, Pampito recordó que “manejaba las redes, Twitter e Instagram”.

En ese momento, Candalaft brinda datos de cómo fue el sospechoso accionar del empresario que la representaba: “Duarte saca el celular de una mochila que tenía Natacha, lo envuelve en una toalla, todo esto mientras trabajaban los paramédicos, y lo pone en la camioneta. Él dice que fue para preservarla, los fiscales creen que es porque intentó o borró información o que quería aprovechar esa información para lucrar con ella”, analizó.

Luego, Luana aseguró “yo lo vi mal, es el que más estaba destrozado, llorab”, y Fabbiani le consultó sobre el Gonzalo Rigoni, quien se lleva a Natacha a la habitación”, a lo que Luana responde: “me tomó por sorpresa porque en un momento desaparecieron, cuando volvió dijo que se había dormido, que creía que estaba descompuesta, todos pensamos lo mismo”, reveló.

Y luego, la joven admitió su intención de volver a declarar ante la Justicia: “ahora me estoy asesorando bien para ver qué puedo hacer para cambiar el testimonio”. Además, agregó: “al principio pensé que fue por exceso de drogas, ahora estoy en duda”, confesó sin dar demasiados detalles más.