Se calentó la interna política en Boca: Daniel Angelici corrió al vicepresidente Royco Ferrari

La final de Madrid fue un terremoto político para Boca. Tan grande resultó el cimbronazo que generó una profunda grieta en la Comisión Directiva. A tal punto que el presidente, Daniel Angelici, corrió al vice, Royco Ferrari, de la representación de las 70 peñas que el club tiene en todo el país y el resto…

Se calentó la interna política en Boca: Daniel Angelici corrió al vicepresidente Royco Ferrari

La final de Madrid fue un terremoto político para Boca. Tan grande resultó el cimbronazo que generó una profunda grieta en la Comisión Directiva. A tal punto que el presidente, Daniel Angelici, corrió al vice, Royco Ferrari, de la representación de las 70 peñas que el club tiene en todo el país y el resto del mundo. Y calentó la interna en el año de las elecciones.

Ferrari tiene apetencias presidenciales y no está de acuerdo con el impulso que Angelici le dio a Christian Gribaudo, secretario general del club. El titular del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires es el delfín del mandamás xeneize, el elegido para sucederlo en el poder desde diciembre. Royco, además, había sido crítico con el dirigente en distintas filiales. Por eso le pidió la renuncia al Departamento de Interior. El cargo, por ahora, quedó vacante.

El delfín de Angelici. Christian Gribaudo, secretario general del club.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Angelici quiere alineado al oficialismo, aunque entre sus dirigentes hay diferentes miradas respecto a su candidato. Según las encuestas que encargó el club, Gribaudo mide menos el propio Royco, Marcelo London y Carlos Aguas. Ferrari fue el único que alzó la voz. Así y todo, continuará como vicepresidente.

¿Qué hará el empresario agroindustrial nacido hace 62 años en Chacabuco? ¿Se abrirá del oficialismo y buscará un lugar en la oposición? A última hora de este agitado martes emitió un comunicado de prensa.

El comunicado oficial de Royco Ferrari.

Ferrari había sido un hombre clave en la campaña que derivó en la reelección de Angelici. Hubo tres mil socios de las peñas del interior, más del 10% del total de los votantes (26.083) en los comicios de 2015. El resto de los dirigentes convocados a la reunión que se celebró en Brandsen 805 apoyaron la decisión del presidente.

Mirá también

Sin ir más lejos, en las últimas semanas aparecieron pintadas y pasacalles con la inscripción “Christian Gribaudo 2019”. El aparato ya está en marcha. Pero el mapa político está difuso. “Si Boca hubiera ganado la final en Madrid, Gribaudo desfilaba. Pero perdimos y todos creen que pueden ser presidente. Pero el Tano no da el brazo a torcer”, le confió a Clarín un allegado a la Comisión Directiva.

Hoy por hoy, a Angelici no le entra en la cabeza otra opción que Gribaudo al frente de la lista del oficialismo. Jorge Amor Ameal, presidente desde el fallecimiento de Pedro Pompilio en 2008 hasta 2011, ya anunció que irá por la revancha junto a Mario Pergolini, conductor de radio y televisión. José Beraldi, empresario camionero, también. César Martucci, ex secretario del club entre 2011 y 2015, está decidido a competir. Juan Carlos Crespi, histórico dirigente, duda.

Mirá también

Angelici quiere retener el poder a toda costa a través de Gribaudo. Por eso los insultos que recibió en los tres partidos que Boca jugó en su cancha lo tienen bastante preocupado. “La gente está caliente porque no se ganó el partido en el escritorio. Quería cerrar el capítulo de 2015. Angelici no resolvió las cosas en la Conmebol como (Rodolfo) D’Onofrio. Y eso no se lo perdonan”, añadió un directivo que transita los pasillos de la Bombonera.

Hay quienes piensan que la salida de Royco es una jugada para dividir votos. “Boca siempre fue garra, pasión, tradición e inclusión barrial. Lo quisieron transformar en un club fashion y hoy es un híbrido. En esta dirigencia son todas astillas del mismo palo que nos van a seguir envolviendo en el mismo problema”, sostuvo Pablo Abbatángelo, presidente de la agrupación La Bombonera e hijo de quien fuera vicepresidente en dos períodos (1981-1983 y 1985-1995).

¿Y qué papel jugará Juan Román Riquelme? El “10” piensa cada acción, como en sus tiempos de crack, mientras el oficialismo se resquebraja.