Cayó una red mafiosa de taxis que operaba en Ezeiza

La causa está a cargo del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena y cuenta con la participación de un policía encubierto que actuó durante tres meses con cámaras y escuchas telefónicas para desmantelar a la llamada “mafia de los taxis de Ezeiza”. El oficial se había hecho pasar por chofer para conocer en…

Cayó una red mafiosa de taxis que operaba en Ezeiza

La causa está a cargo del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena y cuenta con la participación de un policía encubierto que actuó durante tres meses con cámaras y escuchas telefónicas para desmantelar a la llamada “mafia de los taxis de Ezeiza”. El oficial se había hecho pasar por chofer para conocer en detalle las operaciones que se realizaban.

La investigación lleva más de 13 meses. Se pudo saber que los choferes les exigían a los conductores ajenos a su grupo, que pagaran la suma de $300 para poder levantar pasajeros en las terminales del aeropuerto.

Cuando personal de la Oficina de Contravenciones y de Faltas de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) se acercó hasta el taxi mal estacionado, el chofer explicó que “no era de la parada oficial, y que a él le cobraban 150 pesos por cada viaje que sacaba del aeropuerto y que el dinero se lo daba a un tal Arito, que hacía las veces de recaudador”.

Durante el operativo realizado esta mañana, se incautaron anotaciones y dinero en efectivo que servirán como pruebas en el caso. El juez había ordenado una decena de detenciones e investiga la complicidad de dos sindicatos de taxis. Los procedimientos se hicieron en forma simultánea en el aeropuerto y en distinta casas sospechosas.

Las oficinas de AA2000 y varios domicilios particulares, encontraron un revolver calibre 38 y una pistola 22. También, según informó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) secuestraron casi 180.000 pesos, 5.100 dólares, 1.400 euros y cantidades más chicas de libras esterlinas, reales, pesos uruguayos y otras monedas. También hallaron anotaciones día a día de cuánto le cobraban y a quién.

Los peones de la parada tenían la tarjeta My Fare, que permite ingresar con vehículos al aeropuerto y quedarse en el estacionamiento sin tener que pagar. Se las entregaba ilegalmente un empleado de AA2000, que es uno de los detenidos, para que pudieran estar con sus taxis sin problemas todo el tiempo que quisieran. Ese empleado es uno de los detenidos.

De acuerdo a un comunicado del Ministerio de Seguridad de la Nación, la organización estaba conformada por integrantes del Sindicato de Conductores de Taxis y del de Peones de Taxis, ambos de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuentes de la causa también deslizaron que se investigará si pudo haber existido complicidad de algunos efectivos de la PSA, que miraban para otro lado. Por lo pronto, no hay agentes detenidos, y de hecho fue esa fuerza la que trabajó en la investigación.