Racing perdió por penales con el Corinthians

Racing Club quedó eliminado de la Copa Sudamericana en primera fase a manos de Corinthians, de Brasil, cuando esta noche en Avellaneda volvió a empatar 1 a 1 como en la ida en San Pablo, por lo que fueron a la definición por tiros penales y allí el “Timao” se impuso por 5 a 4…

Racing perdió por penales con el Corinthians

Racing Club quedó eliminado de la Copa Sudamericana en primera fase a manos de Corinthians, de Brasil, cuando esta noche en Avellaneda volvió a empatar 1 a 1 como en la ida en San Pablo, por lo que fueron a la definición por tiros penales y allí el “Timao” se impuso por 5 a 4 con dos de ellos atajados por su experimentado arquero Cassio. 

Arrancó mejor Racing intentando generar espacios para darle rodaje al juego colectivo que por momentos le dio resultado.

Durante los primeros 20 minutos la “Academia” manejó la pelota, se hizo firme en el mediocampo y sin profundidad, sin embargo se mostró con mayor ambición que su rival que estaba obligado desde el inicio a conseguir un gol por el 1-1 de la ida en Brasil. 

Cardozo estuvo bien en el medio de la cancha haciendo las veces de Marcelo Diaz, mientras que Augusto Solari anduvo bien por derecha (por momentos se unió con Iván Pillud) y Alexis Soto participó por el andarivel izquierdo. 

Buen primer tiempo de Racing en definitiva, que justificó la victoria transitoria. Y cuando los brasileños se asomaron al empate, como a los 45 minutos con un tiro libre de Junior Sornoza, apareció la enorme figura del arquero Gabriel Arias para obturar el peligro.

Pero en el arranque del segundo período hubo un revulsivo que le complicó la vida a Racing y fue el ingreso del experimentado y movedizo Vagner Love, que apenas superados los cinco minutos encontró una pelota llovida tras un centro y quebró a Arias con una media tijera de derecha.

La igualdad llevaba todo a los penales y Racing, con la formación alternativa que puso Eduardo Coudet en la cancha, con algunos juveniles como el central Julián López y el volante Martín Ojeda jugando con aplomo de veteranos, fue por la segunda conquista que lo trasladara hasta la siguiente ronda.