“Me tengo que andar escudando de cosas que no tengo un pedo que ver”, dijo Lissa Vera

Mientras aún quedan más dudas que certezas sobre la muerte de Natacha Jaitt, aún en los medios de comunicación y las redes sociales se continúan cruzando testimonios, opiniones e informaciones que se desprenden de la causa. Los testigos que estuvieron en el lugar del hecho, el salón de fiestas Xanadú, de Villa La Ñata, donde fue hallada sin…

“Me tengo que andar escudando de cosas que no tengo un pedo que ver”, dijo Lissa Vera

Mientras aún quedan más dudas que certezas sobre la muerte de Natacha Jaitt, aún en los medios de comunicación y las redes sociales se continúan cruzando testimonios, opiniones e informaciones que se desprenden de la causa. Los testigos que estuvieron en el lugar del hecho, el salón de fiestas Xanadú, de Villa La Ñata, donde fue hallada sin vida la mediática, podrían volver a declarar.

En medio de todo el revuelo que ocasionó el fallecimiento de la artista, salió a la luz el nombre de Lissa Vera, miembro del grupo pop “Bandana” , quien habría sido el nexo entre ella y el empresario Raúl Velztiqui Duarte, el dueño del complejo en donde la diosa habría tenido una reunión de trabajo que terminó en otro tipo de encuentro, con drogas, alcohol y sexo, según afirman los testigos y confirma la autopsia del cuerpo de la famosa.

Con el fin de aclarar todo y defenderse, Lissa estuvo en Intrusos y se quebró en vivo en el programa de Jorge Rial al recordar a su amiga. Hace una semana atrás, la vocalista del trío pop no podía ocultar su alegría tras confirmar la llegada de su segundo hijo, sin embargo este jueves se largó a llorar luego de hablar sobre Jaitt.

La cantante de Bandana quedó envuelta en la causa que investiga el fallecimiento de la conductora, ya que tuvo que explicar ante el juez el vínculo que mantenía con el empresario paraguayo Velaztiqui Duarte, amigo suyo, quien primero quedó detenido por falso testimonio y en las últimas horas fue liberado.

Al respecto manifestó entre lágrimas: “No tuve tiempo de hacer el duelo que me tengo que andar escudando de cosas que no tengo un pedo que ver. Yo no sé cuál es el motivo que lo llevó (a Ulises) a nombrarme, con tanta furia. Tenía buena onda con él”.

Y continuó: “Le mandé un mensaje a su abogado para decirle que estaba a disposición. Me parece una locura porque yo me desperté con la noticia. Me agarró dormida en la cama, al lado de mi hija que me vio llorar y me preguntó qué me pasaba y le dije que la ‘tia Natacha’ se murió. Fue horrible”.

Vera volvió a explicar el vínculo que tenían con Raúl Velaztiqui Duarte y comentó que hasta hoy existe un grupo de  WhatsApp entre los tres llamado “Dijo una Amiga”. También recordó que cuando cumplió años estaban ellos dos, Ulises y otros amigos de ella.

Por último, habló acerca de la adicción de Natacha y advirtió: “Nuca la vi mal. Y si tenía problemas de adicción nunca lo hizo adelante mio”. “No se si porque me respetaba o porque me tenía cariño. Pero siempre mantuve una linea de conducta”, concluyó.

Luego de recordar a Natacha, Vera no pudo aguantar la emoción y al regresar del espacio publicitario, Jorge Rial contó quese tuvo que retirar porque se quebró y estalló en llanto.

“Está quebrada, no pido disculpas porque en la televisión uno ve que alguien está llorando y tiene que pasar a mandar un aviso. Ella lo dijo claro, quedó envuelta gratuitamente en un lugar muy oscuro por la muerte de Natacha”, manifestó el conductor.