Arde Cambiemos en Córdoba: piden impugnar las internas

El conflicto entre Mario Negri y Ramón Mestre por lograr la candidatura de Cambiemos para la gobernación de Córdoba continúa recrudeciéndose y sumó un nuevo actor: Luis Juez, que aspira a ser intendente de Córdoba por el frente de Negri e impugnó las elecciones internas del 17 de marzo.El argumento del ex embajador argentino en Ecuador es que…

Arde Cambiemos en Córdoba: piden impugnar las internas

El conflicto entre Mario Negri y Ramón Mestre por lograr la candidatura de Cambiemos para la gobernación de Córdoba continúa recrudeciéndose y sumó un nuevo actor: Luis Juez, que aspira a ser intendente de Córdoba por el frente de Negri e impugnó las elecciones internas del 17 de marzo.

El argumento del ex embajador argentino en Ecuador es que “no están dadas las condiciones que garanticen un proceso transparente”, ya que el Correo Argentino, Andreani y Oca manifestaron a la Junta Electoral que necesitan entre 35 y 90 días para garantizar la logística. 

Para esa fecha se inscribieron dos listas: “Llega el Cambio”, con el binomio Ramón Mestre-Carlos Briner, y la lista “Somos el Cambio” que promueve la fórmula Mario Negri-Héctor Baldassi.

En su Twitter, el actual diputado nacional aseguró que lo quieren echar del partido: “Por pedir que se cumpla con lo que por unanimidad solicitó la Junta Electoral para asegurar la transparencia en la interna de Cambiemos en Córdoba, los que manejan la UCR Córdoba mandan a decir que me van a expulsar del partido. Yo trabajo para sacar al PJ, ellos para sacarme a mí”. 

Por pedir que se cumpla con lo que por unanimidad solicitó la Junta Electoral para asegurar la transparencia en la interna de @cambiemos en Córdoba, los que manejan la @UCRCBA mandan a decir que me van a expulsar del partido.

Yo trabajo para sacar al PJ, ellos para sacarme a mi.

— Mario Raul Negri (@marioraulnegri)
3 de marzo de 2019



El asunto se transformó en una cuestión importante para la Casa Rosada, ya que la provincia es la cuna de Cambiemos y quien inclinó la balanza en el ballotage de 2015, ya que el actual presidente sacó allí el 74% de los votos.