Tras la muerte de su padre, Mauricio Macri se quedará en su quinta Los Abrojos

Luego de haber participado en el último adiós a su padre, Mauricio Macri se trasladó junto al círculo más íntimo de su familia hacia su quinta Los Abrojos, ubicada en Los Polvorines, donde permanecerá hasta el miércoles para retomar la actividad oficial.Los restos del empresario Franco Macri fueron inhumados durante la tarde del jueves en…

Tras la muerte de su padre, Mauricio Macri se quedará en su quinta Los Abrojos

Luego de haber participado en el último adiós a su padre, Mauricio Macri se trasladó junto al círculo más íntimo de su familia hacia su quinta Los Abrojos, ubicada en Los Polvorines, donde permanecerá hasta el miércoles para retomar la actividad oficial.

Los restos del empresario Franco Macri fueron inhumados durante la tarde del jueves en medio de una ceremonia religiosa íntima en el cementerio privado Jardín de Paz de Pilar. Hasta allí se trasladó el Presidente, que descansaba junto a su familia en la localidad neuquina de San Martín de los Andes al momento de enterarse de la muerte.

El mandatario abordó de urgencia un vuelo de regreso a Buenos Aires para poder asistir a la despedida de su padre, al igual que el resto de los familiares. La muerte del empresario, que sufría diversos problemas de salud y estaba postrado e inconsciente desde hacía meses, se produjo alrededor de las 21 del sábado en su casa del Barrio Parque.

La ceremonia religiosa y el entierro duraron cerca de una hora por la tarde del domingo, y se desarrolló en un marco cerrado, sólo para los allegados más íntimos de la familia. A bordo del Tango10 y acompañado por su esposa Juliana Awada, el mandatario viajó desde el aeropuerto neuquino Aviador Carlos Campos y arribó al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery tras dos horas de vuelo.

Allí, fue trasladado en helicóptero a la Quinta de Olivos, donde se recluyó por un par de horas antes de que lo pasara a buscar un vehículo oficial para llevarlo, en medio de un fuerte operativo de custodia, al cementerio privado de Pilar.

La misa de responso empezó a las 17:30 y luego de que el cuerpo del empresario fuera sepultado, Macri y su mujer se dirigieron a su quinta de Los Abrojos, en Los Polvorines, donde permanecerá hasta retomar la agenda oficial, el miércoles, según explicaron desde su entorno a TN.com.ar.

Pocas semanas antes, el Presidente se había referido a la delicada situación de su padre en diálogo con la prensa, cuando cumplió 60 años. “Hace un año que está postrado. Si tiene algún momento de lucidez debe estar pasándola mal”, expresó entonces Mauricio Macri.

Además, el jefe de Estado reveló que en uno de los escasos momento de lucidez que Franco había tenido en los últimos meses le pidió que le diera “una pastillita” para “sacarlo” de la agonía. “Ya terminé, no tengo nada que hacer. Dependo de asistencia de terceros para todo”, le dijo entonces Franco Macri a su hijo.

Durante toda la jornada, el Presidente recibió innumerable cantidad de muestras de afecto y condolencias. Sin embargo, prefirió refugiarse en la intimidad familiar para atravesar la pérdida y no recibir visitas.