La OCDE le pide a la Argentina más reformas y advierte que el ajuste se sentirá por lo menos hasta julio

La Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo publicó hoy su segundo estudio sobre las perspectivas de la economía y las políticas públicas de Argentina. Se trata de un documento de 150 páginas donde se abordan desafíos de mediano plazo para el país (su integración al mundo) pero también cuestiones inmediatas, como por ejemplo, la recuperación económica actual.…

La OCDE le pide a la Argentina más reformas y advierte que el ajuste se sentirá por lo menos hasta julio

La Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo publicó hoy su segundo estudio sobre las perspectivas de la economía y las políticas públicas de Argentina. Se trata de un documento de 150 páginas donde se abordan desafíos de mediano plazo para el país (su integración al mundo) pero también cuestiones inmediatas, como por ejemplo, la recuperación económica actual. Sobre esta última, el trabajo señala que el impacto de las políticas tanto fiscal como monetaria “ejercerán importantes efectos contractivos sobre el crecimiento, al menos hasta julio de 2019 en el caso de la política monetaria y hasta bien entrado 2020 en el caso de la política fiscal”.

Las proyecciones de la OCDE prevén un caída del PBI para este año de 1,5% y un alza de 2,3% para el próximo. Por su parte, el desempleo aumentará hasta 2020 (esperan 12% este año y 13% el próximo). 

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El organismo espera que el ritmo al que los precios suben ceda en los próximos meses. Aunque advierte que lo hará de manera gradual y que “Argentina tendrá que vivir con una inflación elevada durante algún tiempo”. Un análisis de la OCDE sugiere que cerca del 90% de la inflación mensual viene determinada por la inercia, sin tener en cuenta cambios en las políticas macroeconómicas y el precio del dólar. “Esto limita la curva posible de desinflación, incluso con la adopción de políticas restrictivas”.

El estudio fue presentado en Buenos Aires por Álvaro Pereira, Director de la División de Estudios de Países del Departamento Económico de la OCDE, y por el Ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne. 

“La economía argentina presenta un extraordinario potencial, pero se ha visto frenada por las políticas económicas adoptadas”, declaró Álvaro Pereira. “La grave crisis económica que se desató en el año 2018 sumió la economía en una profunda recesión, por lo que fue preciso actuar de inmediato para restaurar la confianza y solucionar importantes desequilibrios fiscales y externos”.

Entre las principales conclusiones del informe se encuentran:

– “La economía está en recesión tras una fuerte reacción de los mercados a las vulnerabilidades existentes”.

– “Las políticas macroeconómicas respondieron rápidamente ante estos desafíos. Se espera que el déficit por cuenta corriente disminuya mientras que el potencial crecimiento de las exportaciones es considerable”.

– “Los riesgos están relacionados a los efectos contractivos de las políticas macroeconómicas y con factores externos. La confianza de los mercados podría tardar en volver más de lo previsto en caso de que aumente el efecto contractivo de las políticas macroeconómicas o si la volatilidad  de los mercados sigue siendo elevada”.

– “Las próximas elecciones de octubre  de 2019 generan incertidumbre sobre la continuidad de las reformas”.

– “Las reformas estructurales son clave para un mayor crecimiento. El Gobierno actual ha realizado esfuerzos considerables para crear las condiciones necesarias para un crecimiento sostenible Pero aún queda mucho para hacer”.

Por último, el estudio señala que la integración de Argentina en la economía mundial es considerablemente inferior a la de otras economías emergentes, ya que presenta elevadas barreras arancelarias que protegen a las empresas de la competencia internacional y a menudo impiden su integración en las cadenas de valor mundiales. Para promover la integración de Argentina en la economía mundial, el estudio destaca la necesidad de reducir las barreras arancelarias y no arancelarias, comenzando por los bienes de capital y los insumos intermedios. Con la reducción de las barreras comerciales, aumentaría el poder adquisitivo de los consumidores, en especial el de los hogares con bajos ingresos, y disminuirían los costos de insumos de las empresas. Por otra parte, así también se obligaría a las empresas de industrias o sectores actualmente protegidos a incrementar su productividad.