“¡No vamos a salir nunca!” Mirá como reaccionaron las hijas de Cinthia Fernández

Las hijas de Cinthia Fernández ya son un clásico en las redes sociales. Charis (5), Bella (5) y Francesca (4) –hijas también de Matías Defederico– no paran de sacar sonrisas y más de una carcajada a sus seguidores de Instagram con sus desopilantes ocurrencias.  No obstante, en esta ocasión, las pequeñas no la pasaron nada bien.…

“¡No vamos a salir nunca!” Mirá como reaccionaron las hijas de Cinthia Fernández

Las hijas de Cinthia Fernández ya son un clásico en las redes sociales. Charis (5), Bella (5) y Francesca (4) –hijas también de Matías Defederico– no paran de sacar sonrisas y más de una carcajada a sus seguidores de Instagram con sus desopilantes ocurrencias. 

No obstante, en esta ocasión, las pequeñas no la pasaron nada bien. Mientras su madre grababa todo con su celular, una de las niñas mayores cerró la puerta del cuarto, dándose cuenta de que no podía volver a abrirla.

Fue entonces cuando la situación se volvió un caos. La exparticipante del Bailando no pudo contener la risa ante el escándalo que estaban provocando sus hijas, e intentó advertirles que pronto el “guardia” acudiría en su ayuda, intentando así calmarlas. 

Al final, todos pudieron abandonar la habitación, mostrando un gran gesto de alivio ante la cámara del celular de Cinthia. 

Vale recordar, que ella misma reveló en una ocasión la “técnica” de su actual pareja para reunir paciencia a la hora de ver a sus tres niñas, un método infalible para lograr tolerar cualquier situación de niñero. 

“Cada vez que viene a mi casa se tiene que preparar. Tiene que dormir una siesta de tres horas para poder aguantar el ritmo, porque sino, no puede. Después se revuelca”, contó ella, entre risas.

Así, ella dejó en claro que rehacer una vida sentimental después de tener hijos requiere de amor y esfuerzo, tanto para la madre como para la nueva pareja. La expanelista de Los Ángeles de la Mañana compartió su propia vivencia a la hora de formalizar su relación con Martín Baclini. “Es súper distinto, es re difícil, no es fácil ensamblarse.”

En esa misma ocasión, también comentó la incómoda situación que vivió una vez en la casa de Martín, la primera vez que sus retoñas visitaron por primera vez el lugar. 

“Fue el peor momento de mi vida. Entraron y estaba todo impecable, inmaculado. Hasta que fueron a su cama con miles de resortes, se sacaron los vestidos tipo princesa que les había puesto para el cumpleaños de Matilda Salazar y empezaron a saltar”, relató.

Comentó entre algunas carcajadas, que éste fue una de las situaciones que pusieron a prueba la paciencia de su novio, donde, luego de un rato, pasó a dominar sus propias emociones y divertirse con las chicas.