Las PASO de San Juan, bajo la lupa: una elección que se juega en dos ligas

El próximo 31 de marzo se realizan en San Juan las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias -PASO- de cara a la elección general del 2 de junio. A fines del año pasado, Sergio Uñac, el actual Gobernador y principal candidato, ya había manifestado y decidido desdoblar la elección provincial de la nacional. Esto puede deberse…

Las PASO de San Juan, bajo la lupa: una elección que se juega en dos ligas

El próximo 31 de marzo se realizan en San Juan las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias -PASO- de cara a la elección general del 2 de junio. A fines del año pasado, Sergio Uñac, el actual Gobernador y principal candidato, ya había manifestado y decidido desdoblar la elección provincial de la nacional. Esto puede deberse principalmente a dos motivos.

El primero de ellos, estudiado por la ciencia política, es evitar el “efecto arrastre”. Este fenómeno refiere a la alta incidencia de las preferencias para cargos ejecutivos sobre la conformación partidaria efectiva del parlamento. Además de la pérdida de importancia relativa de la elección legislativa o de otros niveles de gobierno, como provincial o municipal, frente a la elección del Poder Ejecutivo Nacional. En un país de fuerte tradición presidencialista, la elección provincial pierde peso y autonomía. Clerici, Cruz y Goyburu (2016) sostienen que el “efecto arrastre” se produce cuando las elecciones de ciertas categorías de cargos tienen lugar en el mismo acto eleccionario, lo que genera una tracción de votos de una hacia las otras. Es decir, cuando hay elecciones simultáneas entre diferentes niveles de gobierno, el efecto arrastre se da desde el nivel superior hacia los inferiores. Por su parte, Calvo y Escolar (2003) argumentan que la falta de incentivo al corte de boleta incrementa el este fenómeno, lo que significa que aunque esta acción esté permitida en la Argentina, los resultados no distan en gran medida de aquellos países en los que éste no puede realizarse.

El segundo motivo podría basarse en que, al adelantar las elecciones, el gobernador podría seguir participando en la política nacional. Es decir, cuando esté definida la elección de su provincia, donde es claramente el candidato favorito, aún podría presentarse con una lista o alianza para las elecciones nacionales. O sea, para Presidente, Vice y demás. La política argentina permite este juego a diferentes niveles.

Días atrás, Uñac sostuvo que “no sería un disparate ser compañero de fórmula de Roberto Lavagna” (Fuente: archivo).

Por otra parte, ninguna de las fuerzas políticas que compiten para gobernador presenta competencia interna. Es decir, ya han definido a su candidato. La inclusión de las PASO en elecciones nacionales tuvo como objetivo inmediato democratizar a los partidos políticos. Sin embargo, es importante recalcar que la Ley vigente no prevé mecanismo alguno que obligue a los partidos o alianzas políticas a presentar más de una lista o candidato alternativo en las primarias, y que todo sector que desee presentar una lista debe contar con el apoyo de la junta partidaria de su partido, ya que corresponde a ella la oficialización de todas las listas del partido o alianza.

La provincia de San Juan ha sido gobernada por el peronismo desde el año 2003, contabilizando tres mandatos de su antecesor, el actual Diputado Nacional, José Luis Gioja. Rubén Uñac, Senador Nacional por el mismo partido y hermano mayor de Sergio, fue Vicegobernador de Gioja en su segundo mandato entre 2007 y 2011. Luego, fue su hermano del 2011 al 2015. La Constitución de la provincia de San Juan en Su artículo 175, faculta a los gobernadores a ser reelecto en dos oportunidades.

Esta información nos permite pensar una reflexión final: ¿estamos ante un caso de régimen hibrido? Es decir, ¿hay en la provincia una mezcla de instituciones democráticas y prácticas ajenas a la misma? Un estudio en profundidad sobre este proceso electoral debería dar cuenta en qué medida las instituciones formales realmente funcionan: ¿hay independencia de los poderes?; ¿el sistema electoral está diseñado para que gane el gobernador? Si esto es así, la democracia provincial les debe una fuerte reforma política a sus ciudadanos.