Ni las compras chinas alcanzaron para revertir la calma de la soja en EE.UU.

Tras caer US$4,87 el miércoles, ayer la oleaginosa se cotizó a US$326,84, con un repunte de solo US$0,74 Fuente: Archivo Las compras por alrededor de 1,5 millones de toneladas de soja de los Estados Unidos concretadas ayer por las empresas estatales de China apenas contribuyeron para que el valor de la oleaginosa repuntara un 0,23%,…

Ni las compras chinas alcanzaron para revertir la calma de la soja en EE.UU.

Tras caer US$4,87 el miércoles, ayer la oleaginosa se cotizó a US$326,84, con un repunte de solo US$0,74 Fuente: Archivo

Las compras por alrededor de 1,5 millones de toneladas de soja de los Estados Unidos concretadas ayer por las empresas estatales de China apenas contribuyeron para que el valor de la oleaginosa repuntara un 0,23%, luego de caer un 1,5% durante la rueda del miércoles. Así, la debilidad estructural del mercado estadounidense del grano grueso quedó otra vez expuesta.

Al cierre de los negocios, las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron subas de US$0,74 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 326,84 y de 331,80 dólares por tonelada. A falta de una rueda para cerrar la semana, el valor de estas posiciones acumuló bajas del 1,6 por ciento frente a los 332,07 y a los 337,03 dólares del viernes pasado, respectivamente.

Con la vigencia del arancel chino del 25% contra la soja estadounidense, solo las empresas estatales Cofco y Sinograin continúan siendo las que hacen las compras en Estados Unidos. Sin embargo, esas compras han demostrado ser insuficientes para contrarrestar un volumen de existencias que se prevé récord hacia el cierre de la campaña.

En ese sentido, hoy el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) publicará su informe trimestral sobre las existencias estadounidenses al 1º de marzo. El promedio de las estimaciones privadas ubicó el stock en 73,02 millones de toneladas, un 27,21% por encima del volumen vigente un año atrás, cuando comenzaba la guerra comercial, de 57,40 millones de toneladas.

Uno de los factores que ayer limitó las subas de la soja fue el reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que, en él, el USDA relevó ventas de soja por 181.700 toneladas, por debajo de las ya magras 399.600 toneladas del informe anterior y, también, del rango esperado por los operadores, de 500.000 a 800.000 toneladas.

Plaza doméstica

En el mercado local la demanda volvió a ofrecer ayer 9400 pesos por tonelada de soja para las terminales del Gran Rosario, sin cambios. Tampoco hubo variantes para la mercadería con entrega en mayo, que quedó en 215 dólares por tonelada.

Las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) mostraron alzas de US$1,70 sobre las posiciones mayo y julio de la soja, cuyos ajustes fueron de 227,70 y de 234,70 dólares por tonelada.

Acerca de los cereales, los exportadores ofrecieron 5900 pesos por tonelada de maíz para las entregas sobre el Gran Rosario, $50 menos que anteayer. Sin embargo, por lotes importantes algunos compradores convalidaron los 5950 pesos.

El maíz para las descargas entre abril y mayo se negoció entre 135 y 138 dólares por tonelada. En el Matba, la posición abril cerró sin cambios, con un ajuste de 138 dólares, mientras que el contrato julio sumó US$0,30 al terminar la rueda con un valor de 134,80 dólares.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 5200 y 5800 pesos por tonelada de maíz, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

Por tonelada de trigo, los exportadores pagaron US$175 por tonelada para Bahía Blanca y US$170 para Necochea y para el Gran Rosario, sin cambios. En el Matba, la posición julio sumó US$0,50 y cerró con un ajuste de US$181. En su reporte diario, la BCBA indicó que los molinos ofrecieron de 6900 a 8150 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

La Bolsa elevó su estimación para el maíz

En su informe semanal sobre cultivos, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) elevó ayer de 45 a 46 millones de toneladas su estimación sobre la actual cosecha de maíz para grano comercial. La entidad, que confirmó el avance de la recolección sobre el 12,2 por ciento de los 5,8 millones de hectáreas sembradas, explicó que “los rindes relevados se mantienen por sobre los promedios de las últimas campañas, superando los 100 quintales por hectárea en amplios sectores del centro del país”.

Añadió que también se esperan rindes “por sobre los promedios zonales en los planteos tardíos”. Con su previsión, la BCBA igualó la estimación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, pero quedó por debajo de los 47,3 millones de toneladas proyectados por la Bolsa de Comercio de Rosario.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios