“Si no hay cambios de reglas de juego es muy difícil seguir en Cambiemos”

El vicepresidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Federico Storani, cuestionó la participación del radicalismo dentro de Cambiemos y puso en duda el respaldo del partido de cara a las elecciones presidenciales. “Si no hay cambios de reglas de juego es muy difícil seguir”, expresó.  El dirigente del radicalismo recordó que tras la convención de…

“Si no hay cambios de reglas de juego es muy difícil seguir en Cambiemos”

El vicepresidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Federico Storani, cuestionó la participación del radicalismo dentro de Cambiemos y puso en duda el respaldo del partido de cara a las elecciones presidenciales. “Si no hay cambios de reglas de juego es muy difícil seguir”, expresó. 

El dirigente del radicalismo recordó que tras la convención de Gualeguaychú en 2015, la intención era lograr un control del poder que estaba “desbalanceado” con Cristina Fernández de Kirchner. “Se intentaba hacer un Gobierno de coalición y nunca hubo un Gobierno de coalición”, expresó.

Ante esa situación, Storani remarcó la importancia del radicalismo para la victoria de esos comicios y reprochó al PRO el poco lugar de consulta y decisión que le fue brindado: “La elección se definió del 1,5% de los votos, y sin el radicalismo y su territorialismo, hubiera sido imposible que Cambiemos gane la elección”.

“Necesitamos una mesa permanente de políticas públicas en las decisiones importantes”, cuestionó el dirigente radical y puntualizó: “Cuando se decidió ir al Fondo Monetario Internacional (FMI), la UCR no fue consultada. Alfredo Cornejo advirtió sobre la política tarifaria y desde las usinas del Gobierno lo acusaron de desestabilizador. Yo ya no firmo cheques en blanco”.

Aún no está clara la posición que va a tomar el radicalismo de cara a octubre, situación que se definirá en la próxima convención nacional del partido. “En Gualeguaychú fui vocero en favor de Cambiemos. Si no hay cambios de reglas de juego, si no tenemos una mesa que discuta las políticas públicas, es muy difícil seguir”, disparó.

“No destruyo lo que se construyó colectivamente, pero tienen que reformularse las reglas de juego. No sólo se debe hacer la convención sino que el Gobierno debe notar que se debe convertir en una coalición de Gobierno”, agregó.

Un sector del radicalismo viene impulsando desde los últimos meses la posibilidad de competir dentro de Cambiemos, pero con un candidato propio en una interna. Sin embargo, desde el PRO sostienen que la única opción es la reelección de Mauricio Macri. “En 2015 Macri compitió con Elisa Carrió y Ernesto Sanz. Si no habilitan la competencia ¿Qué tipo de acuerdo existe?”, cuestionó Storiani.

Por último, el dirigente radical destacó la figura de Roberto Lavagna como uno de los candidatos presidenciables: “Me seduce que dice que se debe ir a un Gobierno de unidad nacional, uno de sus aliados es el gobernador socialista de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y plantea límites con el PJ, con respecto a los casos de corrupción”.