En Rosario se duplicaron las personas en situación de calle

En momentos donde escasean los recursos, la crisis se puede palpar en las calles. Rosario es una de las ciudades más afectadas por la pobreza y esa realidad se vio reflejada hoy en los números, a partir de un informe que detalló que la situación de carencia ha crecido despiadadamente e en los últimos años.…

En Rosario se duplicaron las personas en situación de calle

En momentos donde escasean los recursos, la crisis se puede palpar en las calles. Rosario es una de las ciudades más afectadas por la pobreza y esa realidad se vio reflejada hoy en los números, a partir de un informe que detalló que la situación de carencia ha crecido despiadadamente e en los últimos años.

Un claro ejemplo de esta realidad nace de la comparación entre un relevamiento oficial de 2017, que indicaba que el centro de la ciudad encontraban habitualmente un promedio de 260 cartoneros recorriendo las calles, a uno actual, que señala que ese número ya resulta ínfimo sobre los aproximadamente 700 que se apreciaron en esta ocasión.   

Según los indicadores, alrededor de 415 mil rosarinos (más del 30% de la población) se encuentra en situación de pobreza. Ante esta situación, varios miembros del gabinete de la intendenta Mónica Fein admiten que la situación es muy compleja y analizan las maneras de proceder, ya que, además, se comprobó que también se duplicó en el último año la cantidad de personas en situación de calle.

Una de las medidas que tomó gobierno municipal fue la de duplicar la ayuda social, debido a que cada vez son más las personas que solicitan la intervención del Estado: alrededor de 60 mil familias son respaldadas para la compra de alimentos y, al mismo tiempo, se incrementó la ayuda para los comedores comunitarios de toda la ciudad. 

En cuestión de salud, se reveló que aumentó considerablemente la demanda de medicamentos crónicos, mientras que, al mismo tiempo, el Colegio de Farmacéuticos detectó una clara caída en las ventas. Dentro de esta situación, la solicitud del paracetamol o antiácido se incrementó un 60 por ciento en los centros de salud, mientras que los remedios para enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, colesterol) aumentaron un 15 por ciento.

Lo más preocupante de la crisis es que, lejos de cambiar, la situación parece estar cada vez peor. “Si la macroeconomía no resuelve el problema del poder adquisitivo, el panorama será todavía más complejo. Es necesaria una rápida reacción”, advirtió Germán Giró, uno de los integrantes del gabinete social.

Además, la ciudad también es considerada altamente insegura debido a los elevados índices de robos y de crímenes, muchos de ellos ligados al narcotráfico.