Un optimista de la línea de cal

A grandes rasgos, el Racing campeón de Coudet está cerca del que allá lejos y hace tiempo ganó la Supercopa de la mano de Alfio Basile que del gasolero de Mostaza Merlo e incluso del de Diego Cocca, que pasó del tiki-tiki a la defensa rocosa y la salida rápida en contraataque. Es decir, si…

Un optimista de la línea de cal

A grandes rasgos, el Racing campeón de Coudet está cerca del que allá lejos y hace tiempo ganó la Supercopa de la mano de Alfio Basile que del gasolero de Mostaza Merlo e incluso del de Diego Cocca, que pasó del tiki-tiki a la defensa rocosa y la salida rápida en contraataque.

Es decir, si fuera posible aplicar la siempre compleja y polémica vara capaz de medir cuánto apego tiene un equipo por llevar los partidos a rienda corta y cuánto por cocinarlos a fuego lento, el perfil de Chacho Coudet se ajusta a la primera alternativa.

Así sorprendió, destacó y dos veces estuvo a punto de coronar en su paso por Rosario Central y así fueron en Racing su carta de presentación y su impronta más visible.