Lisandro López, la cabeza, el alma y el corazón del Racing campeón

“Que de la mano, de Licha López, todos la vuelta vamos a dar…”. Ese fue el cántico que más resonó en todos lo rincones del Cilindro de Avellaneda desde que volvió al club. Y él no les falló. Lisandro López fue la cabeza, el alma y el corazón del Racing que se consagró campeón de la Superliga.Luego de brillar…

Lisandro López, la cabeza, el alma y el corazón del Racing campeón

“Que de la mano, de Licha López, todos la vuelta vamos a dar…”. Ese fue el cántico que más resonó en todos lo rincones del Cilindro de Avellaneda desde que volvió al club. Y él no les falló. Lisandro López fue la cabeza, el alma y el corazón del Racing que se consagró campeón de la Superliga.

Luego de brillar por Europa en Porto y Lyon, y sus pasos por Qatar (Al-Gharafa) y Brasil (Inter de Porto Alegre), Licha volvió a la institución que lo vio nacer. Y lo hizo con un objetivo claro entre ceja y ceja: ser campeón.

Foto: NA

El surgido del predio Tita Mattiussi no sólo logró lo que se propuso, sino que fue una pieza fundamental en el equipo que dirige Eduardo Coudet. Los números no dejan mentir. El delantero convirtió 17 goles y es el máximo anotador del campeonato. Además, jugó 23 de los 24 partidos que se disputaron, ya que sólo se perdió el encuentro ante Patronato de la tercera fecha porque el técnico quiso cuidar a los titulares para jugar la Copa Libertadores.

Es más. Con 36 años, López se transformó en el goleador más longevo de un torneo en la historia, y desplazó a José Sand de Lanús, que en el 2014 fue el máximo anotador con 35 años.