La nueva cancha de Estudiantes: del piso inclinado del ex velódromo al novedoso campo de juego de última generación

Independientemente de la suerte en el terreno deportivo, hay dirigentes involucrados con el crecimiento institucional de cada club que se desvelan por el progreso diario de la obra más allá del resultado en la competencia que les toque disputar. Esto les sucede a los directivos de Estudiantes de La Plata, actualmente enfocados en el crecimiento…

La nueva cancha de Estudiantes: del piso inclinado del ex velódromo al novedoso campo de juego de última generación

Independientemente de la suerte en el terreno deportivo, hay dirigentes involucrados con el crecimiento institucional de cada club que se desvelan por el progreso diario de la obra más allá del resultado en la competencia que les toque disputar.

Esto les sucede a los directivos de Estudiantes de La Plata, actualmente enfocados en el crecimiento de su nuevo estadio, el mismo donde en 2005 habitaba el mítico Jorge Luis Hirschi, demolido luego para el nacimiento del futuro Tierra de Campeones de 57 y 1.

La novedad es el arribo del novedoso sistema Playmaster, una malla de pasto sintético que, cuando por fin esté colocado, tendrá un 10% de césped artificial y el restante con gramilla natural.

Mirá también

El novedoso sistema que se utilizará en la nueva cancha de Estudiantes.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Los “paquetes” del field llegaron al estadio en remodelación en camiones de gran porte y llamaron la atención de los ocasionales transeúntes.

Diferentes escenarios internacionales como el de Juventus de Italia, Ajax de Holanda, Bordeaux de Francia y Cruz Azul de México, además del Estadio Ciudad de La Plata, pionero en Sudamérica, ya cuentan con estas instalaciones.

Los especialistas explican que el pasto sintético servirá de cultivo para que la gramilla natural finalmente sea más resistente en su superficie impidiendo el desgaste del tránsito propinado por los jugadores.

Mirá también

Serán varios los próximos pasos a seguir, como terminar de colocar la arena. Una vez finalizado eso, se la nivelará, se le tirará una turba y le pondrán una manta arriba, para después peinar el pasto con la meta de que quede parado para a continuación arrojarle otros ocho centímetros de arena. Por último, se lo sembrará como si fuese un campo totalmente natural.

Salvo los estudiosos de la historia pincharrata, que no son pocos, el resto desconoce que, donde ahora se instalará una nueva carpeta de pasto, antes había un velódromo. En efecto, en 1907, cuando a tres años de su fundación presidía el club Nazario Roberts, Estudiantes recibió del gobierno provincial un predio de tres manzanas del entonces Paseo del Bosque donde ya había un velódromo.

La vieja cancha de Estudiantes de La Plata. (Foto: viejosestadios.blogspot.com)

Que tenía una no muy pronunciada pendiente por la avenida 1 hacia el oeste de la ciudad. Originalmente ese desnivel no fue tenido en cuenta por quienes realizaron las obras iniciales del estadio –simpatizantes, directivos y hasta jugadores del plantel profesional- ya bajo la presidencia de Jorge Luis Hirschi (1911).

Más acá en el tiempo, cuentan que cuando Miguel Ignomiriello –el padre de la Tercera que Mata, plantilla juvenil que dio nacimiento a los campeones de Primera desde 1967 en adelante-dirigía las inferiores, les recomendaba a sus muchachos tener muy en cuenta que el arco cuyas espaldas dan al Colegio Industrial Albert Thomas era “más alto” que el opuesto.

Obviamente las vallas medían lo mismo, pero lo que les daba un toque de distinción era la pendiente.

La tribuna oficial del viejo estadio de Estudiantes en 1913 (Foto: viejosestadios.blogspot.com)

El fantástico Juan Ramón Verón contó cierta vez a Clarín que la “diferencia” entre un arco y el otro era de “casi 10 centímetros”, y que cuando había que patear penales a favor en esa valla “se tiraban a colocar” por temor a elevar el remate.

Es más: históricamente, cuando Estudiantes ganaba el sorteo de saque siempre pedían iniciar el juego a favor de la subida.

Lógicamente, luego les tocaba atacar con la pendiente como aliado.

Mirá también

Muy probablemente antes de fin de año –máximo en el primer semestre de 2020- Estudiantes volverá a jugar en su nuevo estadio, que crece día a día muy a pesar de los vaivenes de la economía vernácula.

Cuando el Tierra de Campeones se estrene, (casi) nadie recordará que un siglo atrás, donde va a lucirse un flamante y moderno campo de juego, antes hubo un velódromo.

La Plata. Corresponsalía.

MFV