Jugador de fútbol fingió un secuestro en pleno partido con un helicóptero y armas

Ignazio Barbagallo es un futbolista amateur de 55 años que hasta hace poco vestía la camiseta de Citta di Viagrande, de la tercera división de Catania, Italia. Cuando estaba jugando su último partido un helicóptero descendió en la cancha, desplegando una gran polvareda producto del movimiento de las hélices, dos hombres armados descendieron de la aeronave y…

Jugador de fútbol fingió un secuestro en pleno partido con un helicóptero y armas

Ignazio Barbagallo es un futbolista amateur de 55 años que hasta hace poco vestía la camiseta de Citta di Viagrande, de la tercera división de Catania, Italia. Cuando estaba jugando su último partido un helicóptero descendió en la cancha, desplegando una gran polvareda producto del movimiento de las hélices, dos hombres armados descendieron de la aeronave y se lo llevaron “secuestrado”.

En el video se ve cómo el resto de los jugadores tanto del equipo local como del equipo rival huían del campo de juego para refugiarse en los bancos de suplentes. El publico presente veía un secuestro que parecía de película, sin embargo todo era parte de una broma por su retiro del fútbol.  

Quien manejaba el helicóptero era familiar suyo, Ciccio Barbagallo, y a bordo se encontraba uno de sus amigos, Vittorio Jemma. Además, mientras el resto escapaba, otro de los encapuchados se quedó en el terreno de juego con un cartel que decía “Servicio de eliminación de jugadores terminados”.

El mismo jugador se encargó de viralizar la broma a través de un video que compartió en sus redes.

Koniec kariery? Rundka honorowa wokół stadionu, owacja na stojąco, autografy i łzy? Nuda ��

���� Ignazio Barbagallo, weteran sycylijskich kartoflisk, za swój ostatni mecz zapłaci 200 euro kary. Według nas było warto.pic.twitter.com/lQStq0m8H3

— Totolotek (@TotolotekPL)
5 de abril de 2019

“La idea nació hace muchos años, cuando tenía 35 años”, explicó el jugador en diálogo con el sitio MeridioNews.

El equipo pagó bastante caro esta broma: no podrá jugar por lo que queda del mes y fue multado con 200 euros.