“Me afecta en lo personal porque me ensuciaron sin sentido”, Nicolás Paladini contó su versión

Hace unas horas atrás se dio a conocer la noticia de que Nicolás Paladini, empresario y presidente de Biocom SA, fue procesado al ser sospechoso por presunto “aprovechamiento indebido de tributos”, mediante el uso de facturas apócrifas para recibir grandes sumas de dinero en reintegros, por lo que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lo embargó por una suma de un millón…

“Me afecta en lo personal porque me ensuciaron sin sentido”, Nicolás Paladini contó su versión

Hace unas horas atrás se dio a conocer la noticia de que Nicolás Paladini, empresario y presidente de Biocom SA, fue procesado al ser sospechoso por presunto “aprovechamiento indebido de tributos”, mediante el uso de facturas apócrifas para recibir grandes sumas de dinero en reintegros, por lo que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lo embargó por una suma de un millón de pesos y le inhibió los bienes.

Esta causa corresponde al Juzgado Federal N° 3 de Rosario, a cargo del Juez Dr. Carlos Vera Barros, quien ordenó el procesamiento de Paladini luego de que la Cámara Federal de Apelaciones revocara la falta de mérito, que había sido ordenada en primera instancia por el mismo juzgado. Además, recordemos que este delito  tiene una pena de prisión de dos a seis años.

Este martes, en “El diario de Mariana”, por la pantalla de canal Trece, se brindaron más detalles de la sittuación judicial del marido de Rocío Guirao Díaz, y quien se encargó de hacerlo fue Gerardo “Tato” Young. “La justicia a pedido de la Cámara dice que es autor del delito de aprovechamiento indebido de tributos. Dice que él tenía una empresa de compra y venta de cereales, exportaba a Chile un material vinculado a la soja y la AFIP dice que en esa operación falsificaba proveedores de Chile y cobraba incentivos que daba el Estado. Dicen que el daño al fisco fue de 1 millón 800 mil pesos. El embargo es de 1 millón de pesos. Él sacó un comunicado a la AFIP”, sostuvo el panelista. Y continuó: “dicen que siempre supo de la existencia de esas empresas, que deberían saber si son truchas o no. Lo han embargado hace un ratito. Ese es el comunicado de la empresa Viocom”, aclaró el periodista.

Entonces, Mariana Fabbiani dialogó telefónicamente con Nicolás Paladini, quien afirmó: “Estoy muy tranquilo porque mal no hice nada. Algunas de las que dijeron son así y otras no, el hecho de las facturas apócrifas no es así. Te puedo hacer un breve resumen de cómo viene esto desde el 2007”, dijo el empresario.

Fabbiani le consultó si había apelado, a lo que el entrevistado respondió: “sí, por supuesto. Esto arrancó en 2007 con la empresa familiar Biocom Sociedad Anónima. Nosotros exportábamos soja a Chile. La empresa estaba en Córdoba porque es muy sojera. Para comprarle a un productor entrás a la página de la AFIP y te muestran si está habilitado o no para venderte en este caso la soja, esto se está presentando ahora”, sostuvo.

Luego, “Tato” Young le señaló que en “la resolución del juez donde dice claramente que las operaciones a las que haces referencia era con empresas que no registraban personal en relación de dependencia, no tenían capacidad operativa, no registran bienes de uso. Evidentemente eran truchas”. Ante esta afirmación, Paladini contestó: ‘le compramos durante varios años a ese productor, después dejamos porque le empezamos a comprar a otro. Luego de varios años, esta empresa empezó a tener problemas con la AFIP y la AFIP investiga a todas las empresas que le compraban materia prima a este productor, soja en mi caso. Este productor se ve que tenía facturas apócrifas. Esto es 4 años después de que le dejamos de comprar”, aclaró.

Después intervino Marina Calabro, planteando que “el hecho de que esa empresa esté habilitada por AFIP no implica que la operación se real. Dicen que acá no hubo intercambio de bienes por dinero, que fue un dibujo”, aseguró sin filtro. Ante esto, Paladini afirmó que puede probar que existíó ese intercambio y que “de hecho cuando le comprábamos las facturas estaban bien, esa compañía estaba en regla”, por lo que ellos tienen toda la documentación. Además, adelantó que su abogado volverá a presentar todas estas pruebas para que la Justicia evalúe nuevamente su veracidad.

“Por haber sido clientes de él empezamos a ser investigados. Cuando haces esas exportaciones hay retenciones, de lo que vos pagás de IVA el AFIP retiene un 5%. Cuando arranca este proceso con este proveedor y empieza a investigar a todos los que le compraban, no nos pagaron más las retenciones hasta que no se termine eso. Me corresponde un dinero que tiene la AFIP”, dijo el entrevistado.

Además, se desligó de la responsabilidad y admitió: “la AFIP reclama que le devolvamos el 5% de las retenciones de las operaciones que hice con este productor. Nos dicen que el productor no tenía la capacidad operativa para tener esa cantidad de granos. Eso lo tiene que ver la AFIP”.

“La AFIP dice que no existían las empresas, eran varias. Esto tiene una pena de 6 años de cárcel” y Marina Calabró añadió: “se te imputa la compra de facturas para computar crédito fiscal y pagar menos impuestos”. A lo que el empresario respondió tajante: “que lo demuestren. Yo estoy seguro que no es así”.

Finalmente, reiteró: “Estoy tranquilo, me preocupa más que nada el tema mediático porque es ensuciar sin sentido porque la situación no es así”. Como sabemos, sus hijos ya comenzaron a pagar las consecuencias, ya que debieron ser retirados del colegio por una situación de “bullying” con respecto al tema, algo inesperado que generó un gran escándalo y la furia de Rocío. “Me afecta en lo personal porque me ensuciaron sin sentido”, dijo Nicolás y sin dar demasiados detalles sostuvo que a los menores “algunos compañeros empezaron a decirles cosas que no les gustaban y los trajimos a casa”.