Lucas Martínez Quarta: el central que lleva a River en la sangre y recibió de Gallardo el mejor consejo

El paisaje es único. La vista que devuelve el ventanal del Loi Suites muestra el cordón cordillerano Chapelco, y una variopinta vegetación. Pero el clima cambió. Nubes espesas y un fuerte viento se adueñaron del clima en San Martín de los Andes. Entonces, Lucas Martínez Quarta -vestido con una campera del club- prefiere que las…

Lucas Martínez Quarta: el central que lleva a River en la sangre y recibió de Gallardo el mejor consejo

El paisaje es único. La vista que devuelve el ventanal del Loi Suites muestra el cordón cordillerano Chapelco, y una variopinta vegetación. Pero el clima cambió. Nubes espesas y un fuerte viento se adueñaron del clima en San Martín de los Andes. Entonces, Lucas Martínez Quarta -vestido con una campera del club- prefiere que las fotos sean en el interior del majestuoso hotel cinco estrellas en el que se hospeda River en esta ciudad patagónica antes de sentarse en un sillón y dialogar con Clarín en medio de la pretemporada.

-De afuera de la sensación de que hay un gran sentido de pertenencia en el grupo. ¿Por qué pasa eso?

-Porque es un grupo humano muy bueno y con una mentalidad ganadora que te lleva a pelear por cosas importantes en todo momento. En lo personal estoy muy contento de pertenecer a este grupo, disfruto mucho.

-¿Y para mantenerlo fue clave la continuidad de Gallardo?

-Sí, sí. Marcelo es como un padre, un hermano o un amigo, como él dijo. Es así. Y acá cada jugador tiene su cariño con él y Marcelo también nos lo demuestra. Está bueno tener alguien como Marcelo que nos pueda aconsejar desde el lado del futbolista que fue y transmitir su experiencia como técnico.

Mirá también

-¿Y en tu caso que sería Gallardo para vos?

-Para mí Gallardo es como un padre. Me aconseja a cada momento y le estoy agradecido.

-En las redes sociales los hinchas tienen la teoría de que Gallardo adoptaría a Montiel como hijo por el cariño que le demuestra. ¿Peleás con Gonzalo para ser “hermano” de Nahuel?

-(Risas)… Yo creo que Marcelo tiene cariño por todos. Quizás con algunos viene trabajando hace más tiempo y los conoce más y lo demuestra. Pero nos quiere a todos.

-Decías que te aconseja mucho. ¿En qué cosas, por ejemplo?

-Hace un tiempo me había llegado una oferta del Celta de Vigo y él me lo comentó. Nos sentamos a hablar y me aconsejó para bien, diciéndome que priorizara lo deportivo. Que primero me asiente y mantenga una regularidad. Además en cada charla hablamos de la familia.

-¿No te dieron ganas de emigrar al fútbol español cuando llegó esa oferta?

-No, para nada. No me movió nada.

Martinez Quarta, durante la pretemporada de River. (Foto: Marcelo Martínez)

-¿Y en Italia jugarías? El Inter está interesado en vos...

-Por ahora, son todos rumores. Yo ya hablé con mi representante y le dije que cuando haya algo me lo comente. Y si viene algo importante para mí y para el club nos sentaremos a hablar. Pero si llega una oferta tiene que ser de un equipo importante porque no tengo apuro por irme. E irse de un club como River es difícil. Hay que poner todo en la balanza.

-¿El sentimiento que tenés por el club también pesa?

-Sí, el sentimiento del hincha que llevo adentro también juega. Yo disfruto y soy muy feliz en River.

Mirá también

-Teniendo en cuenta que sos hincha del club, ¿cómo vivís lo que le generan a la gente? Que les hayan hecho un pasillo humano cuando llegaron acá…

-Lo de la gente de River supera todo. Y desde adentro se ve toda esa hermosa locura. Cuando llegamos acá a San Martín vimos personas que siguieron al micro corriendo desde el aeropuerto hasta la puerta del hotel y fue increíble. Lo mismo cuando salimos a correr o a firmar autógrafos. El apoyo y el cariño que nos brindan nos fortalece para lo que viene. Y nos moviliza a seguir peleando cosas por ellos y también por nosotros. Este grupo se merece seguir peleando por cosas importantes.

-¿Ya pasó lo de la final con Flamengo o sigue la bronca?

-Iba pasando pero en las vacaciones cuando veía los partidos del Mundial de Clubes me dio vuelta un poco la cabeza. Aunque ya arrancamos una nueva pretemporada y ya está. Hay que dejar esa final en el pasado. Ahora tenemos muchos objetivos por delante: la Superliga, la final de la Supercopa contra Racing, la Copa de la Superliga y tratar de entrar a octavos de final de la Copa Libertadores nuevamente.

-¿La bronca se potenció, entonces, por no haber podido jugar el Mundial de Clubes?

-Sí. Me dio bronca ver de afuera el Mundial de Clubes porque nos merecíamos estar ahí y tenía la sensación que esta vez íbamos a hacer un buen papel. Estábamos muy convencidos pero ya está, hay que dejarlo de lado. Me quedé con ganas de marcar a Salah y a Firmino pero hay que mirar para adelante.

Un recuerdo, la ilusión de los chicos y la pasión de su hijo

Lucas Martínez Quarta vivió experiencias importantes a una edad prematura. A menos de un mes de su debut en Primera le tocó jugar una final, la de la Copa Argentina que River le ganó a Rosario Central en Córdoba en 2016. Y a los 3 meses fue papá de Bautista, que es furor en las redes sociales por los videos que sube su madre, Guchi Canaglia, en los que el nene aparece con la camiseta o una bandera de River y cantando. Un año y medio después llegó Mía.

A los 23 años, el “2” de River se siente maduro aunque no deja de ser un pibe. Y no ve tan lejanos aquellos días en los que él estaba del otro lado, como un chico más, yendo a ver a los jugadores de River a una pretemporada para conseguir un autógrafo o una foto, como le pasó en el invierno de 2011 cuando River estuvo en Mar del Plata, ciudad en la que él residía. Allí se sacó una foto con Jonatan Maidana que resultó una premonición. Un lustro después sería compañero de zaga de Jony para luego ocupar el lugar que su ex compañero dejó cuando partió al Toluca de México el verano pasado.

Cuando Martínez Quarta era pura ilusión. A los 15 años fue a ver la práctica de River en una pretemporada en Mar del Plata en el invierno de 2011. Luego fue compañero de zaga.

-Cuando viene un chico a pedirte una foto o un autógrafo en la pretemporada, ¿te trae aquel recuerdo y pensás que cualquiera de ellos puede ser el próximo Martínez Quarta?

-Sí, sí. Me pasa también cuando se acercan en Buenos Aires. Esa foto la tengo siempre presente y pienso que cada chico que se me acerca tiene la ilusión de jugar en River, esa misma ilusión que tenía yo cuando era chico y que pude cumplir.

-¿Eso también juega a favor para que pienses en quedarte en River?

-Sí, sin dudas.

Martinez Quarta, durante la final de la Libertadores. (Foto: AFP)

-¿Y Bauti mete presión?

-Me salió fanático, ja. Igual me cansa a veces. Está todo el día con la camiseta puesta, pateando la pelota y cantando canciones de River.

-¿Cuál es la canción preferida?

-Ahora canta la de la letra de “Los Palmeras” y la que dice: “Siempre voy descontrolado, vamo’ a ver al Millonario…”

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA