Diego Maradona viajará a Venezuela para reunirse con Maduro y después quiere pasar por Brasil para juntarse con Lula

Una máxima del periodismo indica que no es noticia el avión que llega sino el que no logra hacerlo. El caso de Diego Maradona, personaje masivo y popular como ningún otro, excede a cualquier esquema. Diego es noticia cuando va y cuando no, cuando habla y cuando no habla, cuando gana y cuando pierde. En…

Diego Maradona viajará a Venezuela para reunirse con Maduro y después quiere pasar por Brasil para juntarse con Lula

Una máxima del periodismo indica que no es noticia el avión que llega sino el que no logra hacerlo. El caso de Diego Maradona, personaje masivo y popular como ningún otro, excede a cualquier esquema. Diego es noticia cuando va y cuando no, cuando habla y cuando no habla, cuando gana y cuando pierde. En este arranque de año, hay diferentes versiones que lo incluyen y los trascendidos se alimentan con el paso de los días. ¿Por qué Maradona no va a los entrenamientos de Gimnasia​? ¿Es cierta la posibilidad de que deje el Lobo para ser el DT de la selección de Venezuela? ¿Qué pasará con Diego los próximos días?

En su universo es difícil dictar sentencias firmes. Aunque hay algo que hasta ahora es concreto: no recibió propuesta alguna para dirigir a Venezuela. No hubo llamados, sondeos, ofertas ni nada. Tan cierto es esto como que se tomará un avión, aterrizará en Caracas y se reunirá con Nicolás Maduro​.

“El viaje no tiene nada que ver con la Selección. Diego ya lo tenía arreglado de antemano y, es más, fue contemplado en el contrato que firmó con Gimnasia. Está metido 100 por ciento con Gimnasia y se va a quedar hasta el final de la Copa de la Superliga con el objetivo de dejar al equipo en Primera”, le dice a Clarín, Matías Morla, abogado y mano derecha del Diez.

En el vínculo con el Lobo también está pactado un viaje rumbo a Bielorrusia donde Maradona mantiene su cargo de presidente honorario del Dínamo Brest. Volviendo a estas latitudes, el viaje a Venezuela será el 19 o 20 de enero, en plena pretemporada de Gimnasia. Diego tiene pensado estar dos días en tierras bolivarianas y quiere darle su apoyo a Maduro en medio de la crisis política y social que vive su país.

Desde el entorno del astro argentino insisten en que hoy no existe la mínima chance de verlo con el buzo de entrenador de Venezuela. Aunque enseguida surge un reparo: ¿y si en ese encuentro con Maduro es el dirigente quien saca la carta e intenta convencerlo de una nueva locura? Por el momento, sólo es una especulación más en el universo maradoneano.

“La Federación Venezolana de Fútbol es autónoma, nosotros decidimos al entrenador y Maradona no está en la lista de los elegidos por la Comisión que definirá al nuevo técnico”, advirtió Jesus Berardinelli, presidente de la Federación para terminar de cerrar una puerta que nunca se abrió.

El apoyo de Diego Maradona al ex presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva cuando fue apresado./ Instagram @maradona

El tour latinoamericano de Diego pretende otra escala. Y es en Brasil. Hace rato que quiere reunirse con Lula ​y es probable que logre su cometido justo después de juntarse con Maduro. La idea es ir desde Venezuela a Brasil y, en otra visita exprés, tener el ansiado contacto con el popular político brasileño que fue liberado de prisión en noviembre.

Mientras tanto el timón en Gimnasia lo tiene Sebastián Méndez. Según acordaron en una reunión con Maradona y el cuerpo técnico, el Gallego se ocupará de la preparación física del plantel en la pretemporada. Y el técnico estará en algunas prácticas esporádicas. El martes dijo presente por primera vez y está previsto que este jueves vuelva a comandar el entrenamiento vespertino en Estancia Chica.

Maradona, sentado, el martes en su primera aparición del año ante el plantel de Gimnasia: la pretemporada está a cargo de Méndez. (PRENSA GIMNASIA LA PLATA)

En este punto, hay un nuevo inconveniente físico que le pone un freno a Diego. El tobillo izquierdo está cada vez más hinchado y por eso lo está sometiendo a un tratamientos con células madre similar al que ya le hicieron en el hombro. “Le molesta para moverse. El martes cuando fue a la práctica arrancó con todo, como siempre, caminando, dando indicaciones. Pero después tuvo que pedir un asiento porque no podría seguir parado”, subrayan.

Pensando en lo que viene, los refuerzos es lo que más le preocupa a Maradona. Quiere sí o sí a un centrodelantero y a un marcado central. Ya llegaron cuatro incorporaciones: Jorge Broun para ser titular en el arco, Matías Pérez García, mediocampista creativo que tendrá lugar ante las lesiones de su homónimo el Caco García y de Brahian Alemán, y los colombianos Harrinson Mancilla (volante central) y Jonathan Agudelo (delantero). Para Diego no es suficiente. Y hasta que no llegue un 9 que maquille la falta de gol que mostró el equipo el último semestre no estará conforme.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA