El conflicto entre EE.UU. e Irán también tiene coletazos en el mundo del fútbol

Desde que el comandante Qasem Soleimani, encargado de la seguridad iraní, fue asesinado mediante un ataque aéreo ordenado por Donald Trump​, el conflicto entre Estados Unidos e Irán recrudece cada día. La onda expansiva sobrepasa los límites de las fronteras. Decenas de países son afectados por un combate ajeno y millones de personas sufren las…

El conflicto entre EE.UU. e Irán también tiene coletazos en el mundo del fútbol

Desde que el comandante Qasem Soleimani, encargado de la seguridad iraní, fue asesinado mediante un ataque aéreo ordenado por Donald Trump​, el conflicto entre Estados Unidos e Irán recrudece cada día. La onda expansiva sobrepasa los límites de las fronteras. Decenas de países son afectados por un combate ajeno y millones de personas sufren las consecuencias. El deporte en general y el fútbol en particular no quedan exentos de perjuicios. En algunos casos, la pelota ya dejó de rodar. En otros, el show por ahora continúa.

Como la historia lo indica, las grandes potencias no suelen comprometer su propio territorio durante los conflictos bélicos, algo que quedó claro durante la Guerra Fría. En esta oportunidad, Irak es uno de los campos de batalla elegidos. A modo de respuesta por la muerte de Soleimani, el gobierno iraní lanzó casi dos docenas de misiles a dos bases militares iraquíes ocupadas por militares estadounidenses. 

Mientras tanto, el torneo de Primera División de Irak está detenido desde finales de octubre, cuando miles de manifestantes protestaron contra lo que entienden como “corrupción” e “intervencionismo político iraní”. Estaba previsto que el certamen se reanudara en febrero, aunque aquella posibilidad parece cada vez más lejana.

Mirá también

“Es cierto que estaba previsto que la Liga volviera en febrero después de que pasaran las primeras protestas, pero esto era antes de esta escalada de violencia entre Estados Unidos e Irán”, explicó el periodista iraquí Hassanane Balal al diario español Marca.

La situación es diferente con la selección iraquí Sub-23, que está en Tailandia en búsqueda de un pasaje a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020​. Antes de disputar su primer partido, frente a Australia, se realizó un minuto de silencio en memoria de los cientos de fallecidos en estos días.

En paralelo, la Persian Gulf Pro League (Primera División de Irán), que se encuentra durante el receso de invierno, no sufrió por ahora alteraciones en su calendario y regresaría el 17 de enero. Por su parte, la segunda categoría se desarrolló con completa normalidad. No obstante, el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos repercute en los pagos de la Federación iraní y produce que cientos de salarios estén atrasados. El italiano Andrea Stramaccioni, por ejemplo, renunció como director técnico del Esteghlal de Teherán argumentando problemas financieros.

Mirá también

En la sede del Preolímpico de Asia también se encuentra la selección iraní Sub-23. En su primer enfrentamiento, los futbolistas salieron a la cancha con un brazalete negro en honor a las víctimas. En tanto, la selección mayor está sin director técnico, luego de que el belga Marc Wilmots renunciara hace poco más de un mes argumentando violaciones contractuales.

Los consecuencias también alcanzaron al fútbol estadounidense. Con el objetivo de preservar la seguridad del plantel, la Federación de Fútbol de Estados Unidos ordenó cancelar la pretemporada del seleccionado nacional, que estaba prevista en Doha, Qatar, entre el 5 y el 25 de enero.

La futbolista Megan Rapinoe​, quien se definió como una “protesta andante”, sumó otro capítulo a su disputa con el presidente Trump y dejó un duro mensaje en su cuenta de Instagram: “Junto al equipamiento bélico, también mandaremos a nuestra gente. La mayoría serán jóvenes (pero definitivamente no serán tus hijos). De verdad comprendes lo que estás diciendo? Nunca presumas sobre la guerra, Trump, porque significa que hay estadounidense muriendo”.

Colin Kaepernick​, el futbolista americano que comenzó una ola de protestas contra el racismo propagado por Trump, se unió al descontento y expreso: “No hay nada nuevo en los ataques terroristas estadounidenses contra gente negra y marrón en pos de la expansión del imperialismo norteamericano”.

Mirá también

A raíz del conflicto, hubo hasta quienes pusieron en duda la realización en Qatar del próximo Mundial por su cercanía con la zona. Sin embargo, el embajador de Qatar en México, Mohammed Al-kuwari, desestimó esa información: “Puedo decir para todo el mundo que Qatar puede organizar la Copa en 2022”.

La Supercopa de España, cuya final tendrá lugar este domingo en Arabia Saudita, es otra competencia que se mantiene expectante frente al desarrollo del conflicto. Es que luego de atacar las bases iraquíes ocupadas por militares estadounidenses, la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán amenazó a varios de los aliados de Estados Unidos, entre los que figura Arabia Saudita (donde están entrenando Real Madrid y el Atlético​). En caso de que no haya un contraataque, la tranquilidad se mantendrá, aseguraron desde Irán. 

El enfrentamiento también repercute en casos individuales. Sergiño Dest, quien defiende la camiseta de la selección estadounidense, abandonó la pretemporada que estaba realizando en Qatar, con el plantel de Ajax​. “No se sentía cómodo. El Ajax entiende la solicitud y la consiente”, comunicó el club holandés.

Mirá también

Aunque el fútbol se posiciona en el centro de la escena, el mundo del deporte en general es el que sufre las consecuencias del conflicto bélico. El Dakar​, que comenzó el pasado 5 de enero en el desierto saudí, se encuentra en la “zona caliente”. La ruta por la que transitan los pilotos está a tan solo 1.200 kilómetros de las bases iraquíes bombardeadas por Irán. Hay más: la 4ª etapa del Dakar pasó por Tabuk, una ciudad donde se ubica un búnker de la Fuerza Aérea árabe. Allí, se vieron cuatro aviones militares sobrevolando la zona.

Quedan así evidenciadas las inmensurables repercusiones que genera el enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán en el mundo del deporte. El final aún parece improbable. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA