Créditos baratos y suspensión de embargos: lanzan medidas para los comercios de la Capital

El Gobierno porteño lanzó hoy  un paquete de medidas de alivio para comercios “no esenciales”, que contempla créditos baratos, suspensión de embargos y la condonación de deudas de ABL mientras dure la nueva fase de la cuarentena. Todo apunta a amortiguar la falta de actividad y la caída de ingresos de alrededor de 110.000 negocios de…

Créditos baratos y suspensión de embargos: lanzan medidas para los comercios de la Capital

El Gobierno porteño lanzó hoy  un paquete de medidas de alivio para comercios “no esenciales”, que contempla créditos baratos, suspensión de embargos y la condonación de deudas de ABL mientras dure la nueva fase de la cuarentena. Todo apunta a amortiguar la falta de actividad y la caída de ingresos de alrededor de 110.000 negocios de CABA (bares, restaurantes, librerías, peluquerías, jugueterías, hoteles y gimnasios, entre otros), que sólo podrán vender con delivery hasta el 17 de julio, como mínimo.

La nueva línea de financiación estará en manos del Banco Ciudad. Tal como anticipó Clarín en exclusiva, se trata de créditos blandos (con una tasa anual del 12%, subsidiada entre el Gobierno porteño y el Ciudad), y estarán “destinados a la recomposición del capital de trabajo” para los meses de junio y julio. Serán por un monto máximo de $500.000 por comercio y se podrán gestionar directamente por Internet a partir del próximo viernes 3 de julio, explicó una fuente del banco oficial.

Estos créditos contemplan “una extensión de plazos que contemplan un período de gracia inicial de hasta 6 meses para el pago del capital e intereses y luego hasta 18 cuotas fijas, abonando la primera cuota en enero de 2021“, señala el comunicado oficial. El objetivo, aclararon fuentes oficiales, es abarcar “la mayor cantidad posible de comercios y todo el trámite se gestiona en forma digital, desde la web del Banco Ciudad: www.bancociudad.com.ar“.

La falta de crédito era uno de los reclamos más extendidos de los comerciantes. Una de cámaras sectoriales, Fecoba, advirtió que “el cierre definitivo de comercios alcanzó la alarmante cifra del 20% desde que comenzó la cuarentena“. Con el mayor peso para los negocios de los rubros considerados “no esenciales”, que hoy afrontan un panorama cruzado por los “cierres masivos, caída abrupta en la facturación, incremento de deudas impositivas, falta de acceso al crédito y la imposibilidad de afrontar el pago de salarios y aguinaldos”.

Además de los préstamos a tasas subsidiadas, la administración porteña enviará un proyecto de ley a Legislatura para sumar otras iniciativas destinadas a aliviar al sector comercial de la Capital. Entre otras, el proyecto contempla la condonación del impuesto al uso del espacio público para las actividades comerciales en la vía pública mientras rija el endurecimiento del aislamiento obligatorio.

Además, se establece la suspensión de embargos hasta el 31 de agosto y “la condonación “del Impuesto Inmobiliario/ABL durante los meses de junio y julio”. El Gobierno porteño estimó que el paquete en su conjunto implica un costo fiscal de $600 millones, en momentos en que la recaudación tributaria en la Ciudad cae 35% en términos reales.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *