El embajador Guillermo Vilas: su felicidad por el reconocimiento “de por vida” por parte de la Asociación Argentina de Tenis

Guillermo Vilas, reconocido por la AAT como Capitán Honorario de la Copa Davis y Embajador Mundial del Tenis Argentino. Crédito: Prensa AAT 30 de junio de 2020  • 14:30 Guillermo Vilas, el hombre que popularizó el tenis en la Argentina, recibió un doble reconocimiento de por vida por parte de la Asociación Argentina de Tenis:…

El embajador Guillermo Vilas: su felicidad por el reconocimiento “de por vida” por parte de la Asociación Argentina de Tenis

Guillermo Vilas, reconocido por la AAT como Capitán Honorario de la Copa Davis y Embajador Mundial del Tenis Argentino. Crédito: Prensa AAT
30 de junio de 2020  • 14:30

Guillermo Vilas, el hombre que popularizó el tenis en la Argentina, recibió un doble reconocimiento de por vida

por parte de la

Asociación Argentina de Tenis: el de Capitán Honorario de la Copa Davis y Embajador Mundial del Tenis nacional.

La iniciativa del periodista Eduardo Puppo (autor, junto con Roberto Andersen, del libro ‘Historia del Tenis en la Argentina’), surgió hace tiempo y se aprobó por Consejo Directivo en julio de 2018, pero el anuncio se demoró hasta hoy porque no se pudo concretar una visita de Guillermo [radicado en Montecarlo] al país para celebrar los nombramientos con un acto en su presencia. Frente a la incertidumbre general por el avance del coronavirus,

la AAT decidió hacerlo público en este momento e iniciar, así, el camino al centenario de la institución,

que se concretará el 2 septiembre de 2021.


El diploma de la AAT que recibió Vilas, nombrado como Capitán Honorario y Embajador Mundial del Tenis Argentino. Crédito: Prensa AAT

Vilas, que el 17 de agosto próximo cumplirá 68 años, dijo:

“Lo acepto y agradezco, no importa si llega tarde o temprano en mi vida, lo que importa es que se acuerden. Siempre traté de comportarme bien mientras representaba al país,

haciendo lo mío o por la Copa Davis, una competencia que amé. No son las ironías del destino, para mí es más que simbólico y lo valoro por el respeto con el que me otorgan estas distinciones”.

El zurdo criado en Mar del Plata

debutó en la Copa Davis en marzo de 1970,

en la caída 3-2 frente a Chile, en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, por los cuartos de final de la Zona Americana. En aquella serie, Vilas perdió ante Patricio Cornejo y venció a Jaime Fillol. Su última serie disputada fue en 1984, por la primera ronda del Grupo Mundial, en el triunfo 4-1 ante Alemania, en Stuttgart.


Guillermo Vilas, en Montecarlo, con su campera del equipo argentino de Copa Davis. Crédito: Prensa AAT

Vilas, que jugó la final de la Davis en 1981 ante los Estados Unidos (derrota argentina por 3-1, en Cincinnati),

es el jugador nacional con más triunfos individuales en la competencia (45), más éxitos en dobles (16) y más eliminatorias disputadas (29).

Ganador de cuatro trofeos de Grand Slam, le quedó una cuenta pendiente al no lograr la Ensaladera.


El diploma para Vilas: Capitán Honorario del equipo de Copa Davis y Embajador Mundial del tenis nacional. Crédito: Prensa AAT

“Guillermo es el tenista argentino que más series disputó y más partidos de Copa Davis ganó hasta el presente, logros suficientes para sustentar nuestra decisión. La AAT subraya su aporte indispensable para el desarrollo de nuestro tenis, algo que nadie puede cuestionar”, expresó el cordobés

Agustín Calleri,

presidente de la Asociación desde mayo de 2018.

Vilas, radicado en el exterior desde hace mucho tiempo, tiene cuatro hijos junto con su esposa, la tailandesa Phiang Phathu: Andanin (16 años), Lalindao (10), Intila (9) y Guillermo Jr (3).

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *