Los 58 años de Tom Cruise en cinco películas

Ya fue catalogado como el hombre más sexy, el intérprete más taquillero en más de una década, la sonrisa más blanca de Hollywood (bueh, tal vez esto no) y unos cuantos atributos más  que lo definen. El actor y súper estrella viene dando qué hablar desde principios de los ochenta, y nadie puede negar que…

Los 58 años de Tom Cruise en cinco películas

Ya fue catalogado como el hombre más sexy, el intérprete más taquillero en más de una década, la sonrisa más blanca de Hollywood (bueh, tal vez esto no) y unos cuantos atributos más  que lo definen. El actor y súper estrella viene dando qué hablar desde principios de los ochenta, y nadie puede negar que se ganó su lugar en el firmamento cinematográfico a fuerza de perseverancia, musculito y buena onda (no cualquiera se vuelve un héroe de acción con semejante altura, eh). Tal vez desbarrancó un poco con su devoción por Xenu, pero nos sigue conquistando con cada una de sus proezas delante de la cámara. Tom Cruise cumple 58 años y no piensa aflojarle a las escenas de riesgo, pero no todo es piña, patadas y saltos mortales en esta carrera con más de cuarenta títulos.

NEGOCIOS RIESGOSOS (Risky Business, Paul Brickman, 1983)

Sin dudas, la película que lo lanzó a la fama o, al menos, hizo que los productores empezaran a tener en cuenta su nombre y su amplia sonrisa de dientes blanquísimos. Acá, los padres de Joel (Cruise) se van unos días de vacaciones y dejan al adolescente solito en casa, bajo su propia responsabilidad. Claro que todo se descontrola cuando el pibe empieza a abusar de su nueva libertad y, entre otras cosas, contrata los servicios de una linda prostituta. Esta comedia negra, sobre la pérdida de la inocencia y el materialismo, se convirtió en todo un clásico de culto, y la escena en la que Tom baila en calzoncillos al ritmo de “Old time rock and roll” de Bob Seger,  en todo un referente indiscutido de la cultura pop.

LA SAGA DE MISIÓN IMPOSIBLE (Mission: Impossible)

A lo largo de seis películas, más dos que se vienen -dirigidas por cinco directores diferentes-, Tomasito le puso (y le pone) el cuerpo a Ethan Hunt, el temerario y sofisticado agente del FMI (Impossible Missions Force) capaz de resolver cualquier misión que se le presente y salir bien parado, claro está, con la ayuda de un fiel equipo y algún que otro traidor en el medio. Este “James Bond” americano se convirtió en el modelo del nuevo espía cinematográfico (incluso después de la aparición de Jason Bourne), más cargadito de acción, aventuras internacionales, rebuscados artefactos, antagonistas de temer y, por supuesto, complicadas escenas de riesgo que Cruise lleva a cabo como verdaderos retos personales.      

MAGNOLIA (Paul Thomas Anderson, 1999)

El drama coral dirigido por Paul Thomas Anderson tiene a Cruise en un papel menor, pero significativo, en medio de un gran elenco que incluye al querido Philip Seymour Hoffman, William H. Macy, Julianne Moore, John C. Reilly y Jason Robards. En este entramado de personajes en busca de redención, felicidad y un propósito, el actor logra mostrar alguna que otra faceta diferente de su trabajo, interpretando a Frank Mackey, un narcisista que se dedica a vender cursos de autoayuda para hombres desesperados, quien también debe lidiar con un padre moribundo del cual se distanció hace bastante tiempo. 

COLATERAL: LUGAR Y TIEMPO EQUIVOCADO (Collateral, Michael Mann, 2004)

Tom vuelve a cambiar ese registro a cual nos tiene tan acostumbrados y utiliza todos sus encantos para convertirse en Vincent, un notorio hombre de negocios que resulta ser un despiadado asesino a sueldo. Tras su llegada a la ciudad, el matón no tiene mejor idea que tomar por rehén a un pobre taxista (Jamie Foxx) y pasearlo durante toda la noche por las calles de Los Ángeles, mientras realiza cada uno de sus “trabajitos”. El pibe se la juega haciendo del ‘villano’ y nos brinda una actuación fría y oscura, a la medida de este estilizado thriller neo noir dirigido por Michael Mann.

AL FILO DEL MAÑANA (Edge of Tomorrow, Doug Liman, 2014)

Tras una brutal invasión alienígena, el mundo se prepara para un nuevo “Día D”. El mayor William Cage (Cruise) es enviado al campo de batalla, pero después de un encuentro cercano con uno de los visitantes queda encerrado en un bucle temporal que lo “obliga” a morir una y mil veces. La historia en sí -basada en el relato de ciencia ficción japonés “All You Need Is Kill”- no es tan original y el género está plagado de este tipo de films llenos de acción desenfrenada y extraterrestres malvados con ganas de conquistar la Tierra, pero el director Doug Liman le da una vuelta de tuerca más, incorporando incontables momentos humorísticos que provocan que este relato tan heroico termine riéndose de sí mismo.

En esta nota:

  • tom cruise

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *