Tormenta judicial por el plan que aprobó el Consejo de la Magistratura para revisar la designación de 10 jueces

En el día después de que el Consejo de la Magistratura avanzó en un plan para revisar los traslados de 10 jueces, entre los que figuran 3 que investigan a la vicepresidenta Cristina Kirchner, hubo fuertes repercusiones. Entre ellas, la de uno de los magistrados involucrados en la polémica decisión que tuvo una votación muy…

Tormenta judicial por el plan que aprobó el Consejo de la Magistratura para revisar la designación de 10 jueces

En el día después de que el Consejo de la Magistratura avanzó en un plan para revisar los traslados de 10 jueces, entre los que figuran 3 que investigan a la vicepresidenta Cristina Kirchner, hubo fuertes repercusiones. Entre ellas, la de uno de los magistrados involucrados en la polémica decisión que tuvo una votación muy ajustada dentro del cuerpo: 7 votos a 6. Fue determinante para definir la decisión de la diputada y representante del lavagnismo, Cristina Camaño. Germán Castelli, juez del Tribunal Oral federal 7, tiene a su cargo el juicio de los cuadernos de las coimas, y será uno de los casos a revisar por el Senado cuando el Poder Ejecutivo envíe los pliegos.

En declaraciones a Todo Noticias, el juez Castelli consideró que la decisión de ayer del Consejo de la Magistratura fue “un bochorno constitucional hecho a plena luz del día. En particular me resulta intolerable el voto del juez consejero (Alberto) Lugones, que consagra contra los principios generales del derecho la retroactividad de la ley”. Castelli fue trasladado del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3 de San Martín al Tribunal Oral en lo Criminal Federal 7 de Capital Federal. El kirchnerismo argumenta que Castelli concursó para ser juez federal de San Martín y no cuenta con acuerdo del Senado para desempeñarse como juez federal en la jurisdicción de la Capital Federal.

En su descargo al Consejo de la Magistratura para defenderse de la intención del oficialismo de revisar su designación en los tribunales federales de Comodoro Py por supuestas irregularidades cometidas en su traslado de la justicia federal de San Martín, Castelli considera un “atropello constitucional”, “abuso de funciones” e “ilegal”. En diálogo con Todo Noticias, al retomar su enojo con el consejero Lugones, recordó que “él fue quien impulsó en el año 2019 mayores requisitos para los traslados de jueces. Resulta que yo fui nombrado, trasladado a Capital Federal, un año antes. Es decir, no se pueden aplicar retroactivamente esos requisitos en perjuicio de la inamovilidad de los jueces y su independencia”.

Zoom de la reñida votación del Consejo de la Magistratura

“Por qué actuó de esa manera no lo sé. Pero podría ser que la reforma judicial venidera traerá aparejada nuevos nombramientos y tener buena sintonía con el Poder Ejecutivo y así importar una influencia en el nombramiento de algunos magistrados”, aventuró Germán Castelli, quien junto con los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, son los tres magistrados apuntados por el kirchnerismo en los pliegos a revisar por el Senado de la Nación.

Con esta resolución votada ayer en el Consejo de la Magistratura, el oficialismo tendrá la posibilidad de revisar los traslados de 10 jueces federales cuyo trámite, según el kichnerismo, están incompletos y con irregularidades. El juez Castelli agregó que “el reglamento vigente que se aplicó en mi traslado era el 155/2000 que fue sancionado dos años antes de ser nombrado juez. Hasta ahí era funcionario de la Justicia. Fui nombrado juez federal de Morón en 2002. En 2011 fue nombrado juez del Tribunal Oral Federal 3 de San Martín por decreto de la presidenta Cristina Kirchner. Luego, el traslado de San Martín al juzgado federal 7 de Comodoro Py lo firmó el presidente Mauricio Macri. Es decir, dos gobiernos de signos políticos distintos, actuaron del mismo modo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *