El Gobierno bonaerense asegura que “la salud privada de la Ciudad está saturada” y prevé un impacto en la Provincia

La ministra de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Teresa García, se refirió este domingo al aumento de infectados en el distrito y alertó sobre un posible colapso del sistema sanitario. En ese sentido, afirmó que la salud privada en la Capital Federal se encuentra saturada y que esta situación impactará en la demanda…

El Gobierno bonaerense asegura que “la salud privada de la Ciudad está saturada” y prevé un impacto en la Provincia

La ministra de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Teresa García, se refirió este domingo al aumento de infectados en el distrito y alertó sobre un posible colapso del sistema sanitario. En ese sentido, afirmó que la salud privada en la Capital Federal se encuentra saturada y que esta situación impactará en la demanda de atención en la Provincia. También habló sobre una vuelta atrás de la cuarentena ante un empeoramiento de los indicadores.

En diálogo con Radio Rivadavia, la funcionaria se expresó “preocupada” por el crecimiento de casos en el territorio bonaerense en las últimas semanas. “Los contagios no están bajando. Estamos haciendo 10 mil testeos diarios, pero el virus está circulando con gran velocidad”, apuntó. Además, atribuyó el aumento de infectados al incumplimiento de la cuarentena por parte de los ciudadanos.

“Creo que la falla está en el no cuidarse. El Estado ha venido haciendo todos los controles que se deben hacer, pero me parece que hay un desmadre en la flexibilización que ha considerado la población”, aseguró la ministra.

Ante este escenario, advirtió que “si los casos siguen creciendo con la velocidad con la que lo están haciendo, lo que se va a poner en juego es la cantidad de camas”.

Más tarde, García se refirió a la situación sanitaria en la Ciudad y a sus efectos en la Provincia. “En Capital Federal, lo que es la salud privada, las prepagas, hoy están saturadas. Hay mucha gente incluso en la provincia de Buenos Aires que tiene prepagas y que se atiende en Capital Federal. Entonces, esto va a impactar naturalmente en la provincia de Buenos Aires, porque los enfermos van a empezar a ser derivados a lugares de atención privada de la provincia”, argumentó.

Frente a esta situación, sostuvo: “Si llegamos a la saturación de camas, la previsión es que entre el 15 y el 20 de agosto estemos ya mirando el número definitivo de camas. Ahí veremos, porque si lo que se pone en peligro es la salud y la atención de aquellos que están enfermos vamos a tener que hacer otra cosa”.

En ese sentido, dijo que una vuelta atrás de la cuarentena implicaría “reforzar muchísimo los controles de tránsito, algo que hoy es imposible, porque la policía está en escenarios de inseguridad”. También realizar campañas para convencer a la población de cumplir con el aislamiento, ya que aseguró que se siguen haciendo reuniones sociales clandestinas.

“Hay un comportamiento que está distante de las restricciones. Yo entiendo que estamos todos cansados de estar encerrados, pero hasta que no aparezca la vacuna no hay otra alternativa”, cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *