Alquileres: los precios siguen en aumento y la oferta en baja

Tras la implementación de la ley de Alquileres a partir de julio, el comportamiento del mercado de locaciones cambió su dinámica: los precios siguieron una tendencia al alza, a pesar del contexto de crisis. Y se observa un desequilibrio importante entre la oferta y la demanda: existen muchos potenciales inquilinos queriendo habitar algún inmueble y muy…

Alquileres: los precios siguen en aumento y la oferta en baja

Tras la implementación de la ley de Alquileres a partir de julio, el comportamiento del mercado de locaciones cambió su dinámica: los precios siguieron una tendencia al alza, a pesar del contexto de crisis. Y se observa un desequilibrio importante entre la oferta y la demanda: existen muchos potenciales inquilinos queriendo habitar algún inmueble y muy pocas propiedades disponibles para recibirlos.

El último informe Mercado Libre Inmuebles, que analiza los precios, la rentabilidad y oferta-demanda del mercado inmobiliario del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), plantea que las rentabilidades brutas anuales subieron en promedio al  2,7% en el tercer trimestre de 2020. Esto es el resultado de la caída de los precios de venta de las propiedades debido a la escasez de compradores y del aumento de los valores de alquiler.

“Este año ha sido muy particular, y en el tercer trimestre se comienzan a afianzar algunas tendencias que anticipamos en el anterior, en cuanto a los impactos de la pandemia, los cambios regulatorios y las necesidades cambiantes de la oferta, comentó Juan Manuel Carretero, Gerente Comercial de Vehículos, “Inmuebles y Servicios de Mercado Libre.

“En los últimos años, los precios de alquileres de departamentos en moneda constante se encontraban en baja debido a que sus aumentos estaban, en promedio, por debajo de la inflación. Sin embargo, ese escenario cambió en 2020: se detectaron aumentos desde el primer semestre que alcanzaron su máximo en los últimos tres meses”, explicó el informe de Mercado Libre. Según la experiencia de esta plataforma, algunos alquileres -inclusive- comenzaron a exigirse en dólares. Algo que siempre fue muy marginal, por ejemplo, aplicable a zonas como Puerto Madero.

No obstante,  según la experiencia de Mercado Libre, “en la actualidad, 1 de cada 5 departamentos publicados en la plataforma está expresado en dólares, un 25% más que el año pasado”, aseguran.

Otros datos de la misma fuente, señalan que, en Zona Norte del Gran Buenos Aires, los valores en dólares de departamentos aumentaron 6,8%, mientras que en Zona Oeste crecieron un 6% y en Zona Sur, 4,5%. En tanto, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), la suba fue más moderada: un 3,6%.

“Si analizamos el mercado en pesos, se observa el mismo fenómeno”, cuentan en la empresa de Marcos Galperín. “En AMBA, se registró un aumento interanual del 45,2% en alquiler de departamentos. Este porcentaje es muy superior a 2018 y 2019, donde el precio se incrementó 29,5% y 36,7% respectivamente”, según los mismos datos. Llevando este fenómeno a resultados más concretos, un departamento de dos ambientes en Palermo, por ejemplo, a comienzos de 2017 costaba mensualmente $10.419 y hoy vale $30.249.

Este fenómeno sucede por varios motivos, según el sitio inmobiliario. Por un lado, “la nueva Ley de Alquileres alentó a aumentar el precio previendo la inflación anual, trasladándose a precios al inicio del contrato”. Al mismo tiempo, en el mercado se ve un desequilibrio entre la oferta y la demanda: existe un mercado de compra-venta donde hay mucha gente dispuesta a vender y poca gente que quiere comprar, y un mercado de alquiler completamente opuesto, con muchos usuarios queriendo alquilar y muy pocas opciones de hacerlo”, explica.

La oferta de alquiler ronda el 9% del total de propiedades ofrecidas, el punto más bajo desde 2017. Así, mientras se acumulan las góndolas de publicaciones para la venta, las de alquileres generan un alto interés: un aviso de vivienda en alquiler en AMBA es visitado, en promedio, 544 veces antes de darse de baja en períodos de tiempo cada vez más cortos”, según MeLI.

En una inmobiliaria de zona Norte, que prefirió el anonimato contaron sobre la gran demanda de alquileres: “ni siquiera llegamos a publicar las propiedades que tenemos en alquiler -a veces- porque nos las sacan de las manos”, dijo al describir la avidez de la demanda frente a la escasa oferta.

En este contexto, el Gobierno anticipó que extenderá el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que congela alquileres y prohíbe desalojos, Ese decreto se implementó en el inicio de la cuarentena y caducó el 30 de septiembre. Por eso, las agrupaciones que representan a los inquilinos, pidieron que la medida se extendiera hasta marzo del 2021.

GB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *