Boca: los requisitos que analiza Juan Román Riquelme para buscarle un reemplazante a Eduardo Salvio

Juan Román Riquelme y el Chelo Delgado en uno de los palcos de la Bombonera; el presidente del Consejo del Fútbol y uno de sus colaboradores evalúan si traen un refuerzo ahora Fuente: Reuters Miguel Ángel Russo no solo pasa las horas preocupado por las pálidas imágenes que deja Boca desde el semestre pasado, sino…

boca:-los-requisitos-que-analiza-juan-roman-riquelme-para-buscarle-un-reemplazante-a-eduardo-salvio

Juan Román Riquelme y el Chelo Delgado en uno de los palcos de la Bombonera; el presidente del Consejo del Fútbol y uno de sus colaboradores evalúan si traen un refuerzo ahora Fuente: Reuters

Miguel Ángel Russo no solo pasa las horas preocupado por las pálidas imágenes que deja Boca desde el semestre pasado, sino que ahora se agregó la confirmación de la noticia más temida, ya que Eduardo Salvio sufrió una ruptura del ligamento cruzado anterior en su rodilla izquierda durante el primer tiempo de la igualdad (1-1) frente a Sarmiento. Aunque Toto estaba ocupando el lugar vacante que está dejando Carlos Tevez por la licencia que solicitó por la muerte de su padre, con su titularidad se buscaba elevar un nivel personal bajo. Serán al menos seis meses sin jugar, por lo que el reglamento del fútbol argentino le permite a Boca incorporar a un futbolista, aunque con ciertas condiciones. ¿Qué hará el Consejo de Fútbol?

Como se trata de una lesión de gravedad que requiere una recuperación de más de cuatro meses, se le abre al xeneize una especie de mercado de pases limitado para suplantar a esa baja que estará fuera de las canchas un largo tiempo. También lo permite el hecho de que recién son los primeros partidos de la temporada local, ya que para poder lograr esa posibilidad tuvo que haber transcurrido menos del 66% de la competición. No obstante, el período no es extenso: el equipo de trabajo que lidera Juan Román Riquelme tiene diez días hábiles -desde este lunes- para poder reforzarse.

No exclusivamente tiene que ser del ámbito local, aunque al mismo tiempo Boca está encerrado a buscar un futbolista de las ligas nacionales. ¿Por qué? Para poder negociar con un jugador del exterior, ese nombre debe estar en libertad de acción o bien no haber firmado planilla con su club, algo muy difícil: no solo por las escasas oportunidades que existen y que el TMS está cerrado, sino también debido a los cuidados financieros que se tuvieron en el mercado de pases reciente y que no serían coherentes romper.


Salvio se retira lesionado en su rodilla izquierda ante Sarmiento; tendrá, como mínimo, seis meses de recuperación antes de volver a jugar en Boca Crédito: Mauro Alfieri / LA NACION

Con ese panorama, la mira está puesta en equipos de la Copa de la Liga, ya que tiene permitido negociar con algún hombre que pertenezca a un club local y que, incluso, ya haya firmado planilla para jugar una de las tres fechas ya disputadas. La danza de nombres ya comenzó, pero ¿cuál será la decisión final?

Según averiguó LA NACION durante el lunes con gente cercana al Consejo de Fútbol y al cuerpo técnico de Russo, durante las primeras horas post lesión se habló sobre la posibilidad en las oficinas de trabajo que tienen los ex futbolistas en el predio de Ezeiza, aunque aún no están decididos en acelerar por nadie. “Se está analizando que pueda ser un volante o un delantero”, fue la sentencia de que, al menos, no miran a un costado. No obstante, entre el poco tiempo con el que cuentan y que en estas semanas llegó apenas una incorporación (Marcos Rojo), tampoco es una opción que los vuelve locos: “A esta hora no hay intenciones serias de traer a alguien, más allá de la dificultad de tener que hablar con un club que, seguramente, nos va a pedir más plata por el momento del torneo y el mercado de pases cerrado”, se explayó otra fuente.

Los rumores se posaron en dos jugadores que se están destacando desde hace rato. Y es que no necesariamente la incorporación tiene que ser un volante por derecha, tal como lo es Salvio para Russo. Uno es Luis Pulga Rodríguez, el experimentado delantero de Colón -que ayer cumplió 36 años- a raíz de las declaraciones de su representante, Roberto San Juan: “Hace tiempo nos llamó gente cercana al Consejo para averiguar su situación. Él sueña con jugar en Boca, siempre me lo dice. Y tiene contrato hasta junio, queremos nuevos horizontes”.


Miguel Ángel Russo con Mariano Herrón, uno de sus ayudantes de campo; el DT analiza posibles refuerzos ante la baja por lesión del Toto Salvio

De todas maneras, por su edad y porque Riquelme quiere hacer una apuesta fuerte en junio para reforzar el N°9, parece no ser viable. Otro que suena es Giuliano Galoppo, el volante sensación y figura en Banfield. Mediocampista mixto y con mucho gol (hizo 5 el pasado semestre y ya lleva 3 en la actual copa), hizo inferiores en el xeneize y se fue libre. También resurgió el nombre de Esteban Rolón, volante que ya pretendieron de Huracán, aunque lo de Rolón apunta a realizarse en junio.

Por desgracia para Salvio, lo que le sucedió el domingo no es algo infrecuente en su vida. El volante ya atravesó varios problemas físicos a lo largo de su carrera. Incluida la que Boca informó ayer en sus redes sociales, contabiliza 18 lesiones en ocho años, de las cuales tres fueron de gravedad (rotura de ligamentos en ambas rodillas), nueve musculares (desgarros y distensiones) y otras tres más leves.

Sus problemas no solo están en sus rodillas. Durante septiembre y diciembre de 2018 tuvo tres problemas consecutivos en su tobillo izquierdo que le impidieron lograr continuidad y completan ese listado. Todavía sin fecha de operación programada, Toto ya fue intervenido en la rodilla derecha en dos ocasiones (2013 y 2015) cuando era jugador de Benfica, de Portugal.


Eduardo Salvio ante Gimnasia, en uno de sus últimos partidos con Boca en el actual torneo de la Liga Profesional 2021 Crédito: Tomás Cuesta / LA NACION

El plazo de rehabilitación, si bien no fue informado por el club, no será menor a un semestre, por lo que Boca perderá un valor importante de su plantel para la competencia local y el inicio de la Libertadores.

El primer instante del futbolista en Boca fue con una mueca de fastidio. El 17 de julio de 2019 se realizó una revisión médica que no pudo superar. La repitieron un día después y, con el pulgar arriba del cuerpo médico xeneize, firmó un contrato por tres años. Aquello anticipó lo que vino después: Salvio no logra mantenerse en perfecto estado físico por un tiempo prolongado.

De no mediar imprevistos, Salvio recién podría estar en condiciones de volver a jugar en septiembre, como mínimo. Mientras, el Consejo de Fútbol y Miguel Russo debaten el nombre por el que empiezan a negociar como refuerzo.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.