Tiziano, el nene de 7 años que empezó a cantar ópera en cuarentena: quiere ser como Pavarotti y fue furor en redes

Cuando sus papás llevaron a Tiziano Alfonso, de 7 años, al hospital de Posadas, Misiones, por un dolor abdominal, nunca se imaginaron que prácticamente todo el país lo conocería y no precisamente por la visita a la guardia. Es fanático de la música lírica y deslumbra a quien lo escuche por los dotes innatos que…

tiziano,-el-nene-de-7-anos-que-empezo-a-cantar-opera-en-cuarentena:-quiere-ser-como-pavarotti-y-fue-furor-en-redes

Cuando sus papás llevaron a Tiziano Alfonso, de 7 años, al hospital de Posadas, Misiones, por un dolor abdominal, nunca se imaginaron que prácticamente todo el país lo conocería y no precisamente por la visita a la guardia. Es fanático de la música lírica y deslumbra a quien lo escuche por los dotes innatos que muestra al entonar las primeras estrofas.

Su máximo ídolo es Luciano Pavarotti y comenzó a estudiar música el año pasado: en plena cuarentena y con clases virtuales.

En menos de una semana, la masividad de las redes y los medios irrumpieron en la vida de la familia. Un video en el que se ve al pequeño Tiziano cantando sentado en la camilla de una clínica despertó sorpresa y curiosidad.

El video viral que recorrió el país. (Foto: captura video).

“Esto es nuevo para nosotros, no nos imaginábamos que podía tener esta repercusión”, dijo Lorena Timez, la mamá, a TN.com.ar. “Lo llevamos a la guardia (del Hospital Pediátrico Fernando Barreyro de Posadas), por un dolor de panza que pensé que podría ser apendicitis. Él se pone nervioso en esas situaciones, porque tuvo algunos episodios en los que tuvieron que suturarlo. Cantar le hace bien y sé que lo calma, por eso lo dejé”, explicó sobre la situación que derivó en el video.

Además de ayudarlo a relajarse, la entonación de uno de los clásicos de Pavarotti se transformó en un verdadero show para los presentes. Según contó la madre, en su casa se escucha música en cada momento libre. En particular, ella es fanática del género y Tiziano no tardó en seguir los pasos en cuanto al gusto musical.

“En cuarentena se potenció todo porque nos la pasábamos mirando los programas del estilo Got Talent, o La Voz, de distintas partes del mundo. Y cuando ponemos música escucho Il Divo, Los Grandes Tenores, José Carreras”, explicó Timez. “Después me di cuenta de que tarareaba y trataba de copiarlos”, agregó.

En ese contexto más el empujón del hermano mayor, de 27 años, que es músico y notó que había algo especial en Tiziano, comenzaron el año pasado las clases en el instituto Grillitos Sinfónicos. Pese a que lo hizo de manera virtual, ya que por la pandemia todas las actividades presenciales estaban suspendidas, los avances fueron notables y muy rápidos.

“Cuando empezó, a mediados del año pasado, tenía 6 años y en ese entonces era mi alumno más chiquito”, recordó Daira Heller, cantante y estudiante del profesorado de canto lírico, que da clases y guía a Tiziano en la música. “No todos los niños tienen esas mismas ganas de aprender y estudiar como en su caso. Lo noté desde la primera clase por Zoom”, señaló a este medio.

Tiziano siempre está acompañado por su papá, Carlos y su mamá, Lorena. (Foto: gentileza Lorena Timez).

“Si bien no nos especializamos solo en lírico, es lo que más le gusta a él y por eso avanzamos con clases particulares también”, contó. “Yo siempre hago que los chicos prueben de todo, pero se prioriza lo que el alumno quiere o lo que le gusta y en este caso se inclinó siempre por cantar como Pavarotti”, agregó Heller.

Precisamente, uno de los sueños de Tiziano, al no poder conocer a su máximo referente, es tener contacto con el tenor italiano Andrea Boccelli o con los jóvenes integrantes del grupo Il Volo.

Comenzó con las clases de lírico a los 6 años. (Foto y video: gentileza Lorena Timez).

“Con las clases (desde hace pocos meses ya presenciales) fue aumentando mucho su crecimiento, todo conlleva un proceso y él va evolucionando. Noté que en redes muchos comentaban que se lo ve forzando la voz; pero eso no sucede, está colocando la voz como se debe para el canto lírico, siempre está supervisado”, detalló.

“Lo que me sorprendió desde el principio es que tiene una colocación natural de la voz. Incluso les mande videos a colegas míos y no lo podían creer”, expresó Heller.

Acompañamiento, contención y estudio para marcar el camino

Tanto la familia como la profesora y la directora del instituto reconocen el enorme talento de Tiziano. Pero principalmente, consideran que es fundamental el acompañamiento, la contención y la disciplina para encarar la carrera de un nene de su edad.

“Lo que queremos es que tenga una buena formación, a él le gusta de verdad esto, sabemos que es un niño, pero si es lo que quiere para su futuro lo acompañaremos”, comentó Timez. “Ahora le hacemos ver que esto es solo un momento, que la gente lo conoció y quiere escuchar, pero que después se tiene que preparar. Le insistimos en que no pierda nunca la humildad”, remarcó la mamá.

“Yo trato de aprender todo lo que puedo para ayudarlo a practicar sin que se lastime la garganta, porque es muy chico. Esto es un proceso como cualquier aprendizaje”, consideró.

La profesora, por su parte, destaca la disciplina y perseverancia que muestra pese a la corta edad. “Me hace caso en todo, me tiene mucho respeto”, señaló.

Además del canto lírico, Tiziano muestra una gran pasión por el arte en general, ya que también disfruta de clases de danza y teatro al igual que su hermano Leandro, de 5 años; y también practica básquet.