El Turismo: ¿una oportunidad para la economía post pandemia?

Mientras se superan los problemas sanitarios que trajo la pandemia del COVID-19, el turismo a nivel mundial, empieza a recuperarse y la Argentina no es ajena a esta tendencia. Además, tiene buenas oportunidades para colaborar en la reactivación de la economía. En principio porque el pais está barato para los visitantes extranjeros, en especial para…

el-turismo:-¿una-oportunidad-para-la-economia-post-pandemia?

Mientras se superan los problemas sanitarios que trajo la pandemia del COVID-19, el turismo a nivel mundial, empieza a recuperarse y la Argentina no es ajena a esta tendencia. Además, tiene buenas oportunidades para colaborar en la reactivación de la economía. En principio porque el pais está barato para los visitantes extranjeros, en especial para los brasileños y chilenos. Esto sumado al desincentivo que existe en el turismo emisivo, debido a la depreciación de la moneda y a los temores de la gente de viajar en medio de la pandemia, configuran un escenario propicio para mejorar la balanza turística, que de hecho, ya se estuvo corriendo en el último año y medio debido al casi nulo movimiento internacional de viajeros.

Estas son algunas conclusiones de un trabajo que hicieron los economistas Marcelo Capello, Marcos Cohen Arazi y Lautaro Carranza, del IERAL, de Fundación Mediterránea. Según el estudio “es factible imaginar que el turismo post pandemia resulte inicialmente menos deficitario que lo que fue en los años prepandemia, cuando la salida neta de divisas por turismo llegó a alcanzar los US$ 6.009 millones (en 2017), aún con una importante afluencia de turistas extranjeros al país en ese año debido al desalineamiento cambiario”, recordó el informe.

El primer punto a favor para que el Turismo ocupe un rol más activo en el repunte económico es que existen precios relativos que favorecen el turismo receptivo. Algo que podrá empezar a verse a partir de la apertura de las fronteras. En mayor medida, la oportunidad es para los visitantes chilenos y brasileños: comparado con el 2017 la capacidad de compra creció 6% para los salarios de Brasil (al cambio oficial) y 75% (al dólar blue), mientras que para los de Chile, el crecimiento fue de 59% (al oficial) y 153% (al blue).

Viajes al exterior, desactivados​

Al mismo tiempo, el turismo emisivo está fuertemente desincentivado, ya que el salario argentino, en términos de “dólar turismo”, disminuyó 22% en los últimos 12 meses, se ubica un 52% por debajo del nivel pre-pandemia (2019) y es 65% inferior al correspondiente a 2017. Esto deja un espacio importante para el desarrollar el turismo interno. Algo que además, se está incentivando desde el Gobierno, a partir del programa PreViaje, que prevé un crédito del 50%, del gasto turístico dentro del país.

“Para la Argentina, que lleva 10 años de estanflación, con nula creación de puestos de trabajo de calidad en el sector privado, y que sufre crónicos problemas de falta de divisas, el turismo debería ser un sector clave al cual apuntar en la estrategia económica. Dadas las características del sector, y considerando el duro contexto que atraviesa desde el comienzo de la pandemia, apostar al Turismo y a su reactivación podría generar fuertes eslabonamientos hacia atrás, que colaborarían en la reactivación de toda la economía”, observan los economistas.

En cuanto a la participación que tiene el Trismo en la economía argentina, los datos muestran que en 2019 las exportaciones turísticas representaron el 7,1% de las exportaciones totales (U$S 5.241 millones) y el empleo del sector explicó un 7,1% del empleo total registrado del sector privado (460 mil puestos de trabajo) .

Ranking de competitividad turística

Según destaca el estudio, la Argentina se ubica en buenas posiciones en el ranking de competitividad turística cuando depende principalmente de factores exógenas, como la Naturaleza, y no tan bien cuando depende de las políticas públicas y la capacidad de lograr buenas decisiones colectivas. “Se necesita, entonces, una política de estado e integral para atraer turismo a la Argentina, en forma sostenible”, señala.

Los analistas advierten que en la post pandemia existirá una demanda contenida por viajes y que muy probablemente habrá cambios respecto a las preferencias de los turistas: aumentarán su participación el turismo al aire libre, el de baja densidad (rural y otros), los viajes nacionales e internacionales a destinos relativamente cercanos, entre otros fenómenos.

Otros aspectos que también se van a destacar más son: tarifas y destinos flexibles, asistencia al viajero y destinos con acceso a infraestructura sanitaria, entre otros. Un caso interesante a destacar es el del turismo de casas rodantes en Argentina, que en las últimas décadas venía decayendo y perdiendo popularidad. Dado el contexto actual de pandemia, se recuperó el interés por los motorhomes como un medio de transporte para recorrer nuevos paisajes, priorizando el distanciamiento y evitando la interacción directa con otras personas externas al grupo familiar o de aventura.Durante los meses de enero y febrero de 2021, en promedio el interés relacionado a casas rodantes plasmado en las búsqueda de Google creció 24% con respecto al mismo periodo de 2020.

“A futuro, lo normal para la Argentina debería ser contar con una balanza de turismo superavitaria o al menos equilibrada, pero que dicha situación dependa cada vez menos de las restricciones cuantitativas y las distorsiones cambiarias creadas o derivadas (brecha cambiaria, impuestos a la compra de divisas, etc.) y más de la competitividad turística, de la calidad de sus paisajes y todo lo que brinda la naturaleza y de lo que deben generar y modificar las políticas públicas”, finalizó el informe.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA