El pedido de justicia de la madre de Lucía, la joven que murió quemada en un bar de San Miguel

Lucía Costa Osores, de 18 años, murió hace exactamente un año, cuando se prendió fuego por la explosión de un centro de mesa en un bar en San Miguel. Y Lorena, su madre, emprendió desde ese día una incansable lucha y búsqueda de justicia.La joven, querida por todo el barrio, había ido a un bar a…

el-pedido-de-justicia-de-la-madre-de-lucia,-la-joven-que-murio-quemada-en-un-bar-de-san-miguel

Lucía Costa Osores, de 18 años, murió hace exactamente un año, cuando se prendió fuego por la explosión de un centro de mesa en un bar en San Miguel. Y Lorena, su madre, emprendió desde ese día una incansable lucha y búsqueda de justicia.

La joven, querida por todo el barrio, había ido a un bar a divertirse con amigos y amigas, pero todo cambió cuando una mesera se acercó a  recargar un hornito con fuego que hacía de centro de mesa. Para ese fin, la empleada utilizó un bidón de alcohol, que terminó explotando.

El 60% del cuerpo de Lucía se quemó en ese momento y si bien logró pedir ayuda, falleció al llegar al Instituto del Quemado.

Lucía Costa Osores (18) murió durante una explosión en un bar de San Miguel. Foto Facebook.

“Es muy difícil seguir el día a día, pido justicia porque necesito un poco de paz. No hay nadie preso, nadie se va a hacer responsable. Se va a hacer un juicio, pero todos van a salir por la puerta de atrás porque es una causa politizada”, aseguró la madre.

Y agregó: “Mataron a mi hija y no puedo permitir que la política y el poder se interpongan en la justicia por su muerte”.

Lucía cumplió sus 18 años durante la pandemia. Era manicura y peluquera, pero había descubierto que su vocación era la terapia ocupacional, carrera en la que se había anotado. Además, ayudaba en la parroquia Nuestra Señora de América dando apoyo escolar a menores y colaboraba con mujeres que sufrían maltrato.

“Cuando falleció, muchos chicos en situación de calle me vinieron a contar que Lucía les llevaba comida y ropa a diario”, recordó Lorena, que aseguró que gracias a su hija, muchos de ellos aprendieron a leer y escribir.

La investigación por la muerte de Lucía se dividió en dos causas diferentes. Por un lado, la Fiscalía 4 de Delitos Culposos de San Martín investiga por homicidio culposo a Priscila Lucca, la mesera del bar, Carlos Eduardo Oliverio, el dueño del lugar y Marina de Los Ángeles Ramírez, encargada.

La Fiscalía 8 de Delitos Complejos de San Martín, por otro lado, investiga a tres trabajadores de Control Urbano por incumplimiento a los deberes de funcionario público.

Ambos expedientes se encuentran en etapa de investigación, aunque la que implica a los responsables del bar está pronta a elevarse a juicio.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA