Tigre no quiere jugar en Banfield: ¿cambia la sede de la final del Ascenso?

Son menos de 72 las horas que faltan para que Tigre y Barracas Central disputen la primera final por el ascenso a Primera División y todavía no se definió en qué lugar se jugará el trascendental partido. A pesar de que las autoridades habían confirmado que el choque decisivo se disputaría en cancha de Banfield…

tigre-no-quiere-jugar-en-banfield:-¿cambia-la-sede-de-la-final-del-ascenso?

Son menos de 72 las horas que faltan para que Tigre y Barracas Central disputen la primera final por el ascenso a Primera División y todavía no se definió en qué lugar se jugará el trascendental partido. A pesar de que las autoridades habían confirmado que el choque decisivo se disputaría en cancha de Banfield después de tanto ida y vuelta, el Matador se plantó y quiere ir a un estadio de mayor capacidad para que todos sus hinchas puedan dar el presente.

“Debido a que no están dadas las condiciones para que todos nuestros socios e hinchas puedan disfrutar de una final como se merecen, desde el Club Atlético Tigre estamos trabajando para que la mayor cantidad del pueblo Tigrense pueda asistir al partido”, anunció el club de zona norte en un comunicado.

🗣️ COMUNICADO OFICIAL

Debido a que no están dadas las condiciones para que todos nuestros [email protected] e hinchas puedan disfrutar de una final como se merecen, desde el Club Atlético Tigre estamos trabajando para que la mayor cantidad del pueblo Tigrense pueda asistir al partido. pic.twitter.com/U4dqyKAOTM

— Club Atlético Tigre (@catigreoficial) November 19, 2021

Y sumó: “Les pedimos, por favor, evitar aglomerarse en las inmediaciones del estadio; ya que aún no está confirmada la cantidad y distribución de entradas, las cuales son ajenas al Club Atlético Tigre y no están a la altura de lo que nuestra institución se merece“.

Lo cierto es que desde Tigre propone mudar el partido a Lanús, estadio con mayor capacidad, para que más cantidad de hinchas puedan asistir. Es por eso que el presidente Melaraña se negó a firmar el acta, ya que Aprevide sólo autorizaba 6.500 de las 20.000 entradas que pretendían desde Victoria para su gente.

De esta forma, a tres días de la final, pautada en principio para el lunes 22 a las 21.10, todavía no hay sede definida ni los hinchas han logrado obtener sus boletos. Sigue el papelón, ¿habrá solución?

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA