Samuel Eto’o anticipa Qatar 2022, recuerda a Maradona y se rinde ante Messi: “El paso del tiempo lo mejoró”

Su nombre es sinónimo de la selección de Camerún pero también de dos gigantes de Europa como Barcelona y el Inter, clubes en los que alzó tres de sus cuatro Champions League (suma otra con el Real Madrid pero casi no jugó). Hablar de Samuel Eto’o es hacer mención a uno de los futbolistas más grandes…

samuel-eto’o-anticipa-qatar-2022,-recuerda-a-maradona-y-se-rinde-ante-messi:-“el-paso-del-tiempo-lo-mejoro”

Su nombre es sinónimo de la selección de Camerún pero también de dos gigantes de Europa como Barcelona y el Inter, clubes en los que alzó tres de sus cuatro Champions League (suma otra con el Real Madrid pero casi no jugó). Hablar de Samuel Eto’o es hacer mención a uno de los futbolistas más grandes de la historia del continente africano. Es por eso que hoy, desde su lugar de exfutbolista y habiendo cerrado su carrera en Qatar, país donde vive, acompaña a la organización del Mundial en todo lo relacionado a la presentación de las sedes y estadios.

Sonríe Samu, tal como le dicen en España, país del que surgió como juvenil en el Leganés, pasó al Madrid, recaló en el Espanyol, brilló en el Mallorca y terminó de explotar en el Barcelona, rodeado de figuras de la talla de Ronaldinho, Xavi, Iniesta y un joven Lionel Messi, durante cinco temporadas en las que ganó todo.

Su rostro aparece por videollamada, desde Doha, la capital qatarí, para hablar en exclusiva con Clarín. A los 40 años, retirado de la actividad desde septiembre de 2019, sigue pareciendo ese atleta lleno de juventud que disputó cuatro Copas del Mundo, una marca única para cualquier futbolista africano.

“Es espectacular lo que se está haciendo aquí. Y es increíble a la velocidad que avanzan las obras… Te vas dos semanas de Doha y cuando regresas siempre hay algo nuevo, yo no dejo de sorprenderme por los avances que tienen. Vamos a tener un gran Mundial, hay mucha expectativa en la organización y también en la gente, va a haber un gran clima en las tribunas”, comienza diciendo Eto’o, en una charla en la que terminará hablando con admiración de la Argentina, deteniéndose en Messi, Maradona, Boca Juniors… y en Ariel Ibagaza.

Samuel Eto’o junto al exfutbolista australiano Tim Cahill y el atleta olímpico qatarí Mutaz Essa Barshimen, en la inagururación del estadio Al-Thumama, una de las sedes de Qatar 2022. Foto: KARIM JAAFAR / AFP.

-Uno de las dudas que generaba el Mundial en Qatar eran las altas temperaturas, ¿qué nos puede decir usted, que vive allá?

-No va a haber problema, te lo aseguro. La época del año es la adecuada y los estadios tienen un sistema de refrigeración muy bueno, en la cancha y en las gradas. Anoche fuimos a un partido y hacía más frío que en París. Está todo dado para tener un gran espectáculo y no tengo dudas de que lo tendremos.

-¿Cuáles son las candidatas para llevarse la Copa?

-Las de siempre, Brasil, Argentina, Francia, Alemania… Me gusta también España, que tiene toda una generación de jugadores más jóvenes, que parecen niños. Pero son siempre las mismas selecciones las que llegan lejos y es porque tienen a los mejores jugadores, muy simple. Yo apuesto también por alguna sorpresa, ojalá sea el mundial de las sorpresas y ver lejos a mi Camerún (que primero se tiene que clasificar) o a Qatar que está haciendo las cosas muy bien y tiene todo como para hacer un buen papel.

-¿Está al tanto de la actualidad de la Selección Argentina?

-Sí, sé que Argentina y Brasil hicieron una buena Eliminatoria, que ya clasificaron al Mundial, que el equipo lleva un invicto importante, que ganaron la Copa América y se sacaron un peso de encima, que está Messi… ¡Vamos, sé todo! La Argentina siempre es candidato, es un país de fútbol y de futbolistas. Yo siempre digo que uno de los mejores pasadores que tuve en toda mi carrera fue argentino y se llama Ariel Ibagaza. En Mallorca nos entendíamos muy bien.

Samuel Eto’o y José Mourinho en su época en el Inter

-¿Ve los partidos de la Argentina?

-Algunos… Hace poco vi que Leo se quejó contra el árbitro (risas), creo que fue contra Perú. Es un chico que no habla mucho, que nunca se queja, así que si se quejó es porque debe haber pasado algo grave.

-¿Le sorprende esta versión de Messi?

-No, para nada. Messi siempre fue un chico muy tranquilo, muy positivo. Pero también siempre demostró personalidad. El paso del tiempo nos cambia a todos, la diferencia es que a Messi lo mejoró. A mí me encanta, no vi ninguno como él, por algo yo digo siempre que es el mejor de la historia. Él siempre nos enseña que es el mejor, ahora se está adaptando a su nuevo club y lo está haciendo muy bien…

-Este año lo vimos tirado en el piso haciendo “el cocodrilo” detrás de la barrera del PSG, ¿qué le provocó esa imagen?

-Nada, es algo normal. Leo es un jugador de fútbol y juega para el equipo, como todos. Vio que tenía que hacer eso, que la jugada necesitaba que él hiciera eso, y lo hizo, no tendría que sorprenderle a nadie. Messi es así.

Samuel Eto’o y Lionel Messi, socios dentro y fuera de las canchas. Foto: AFP PHOTO / FABRICE COFFRINI.

-¿Lo ve ganador del Balón de Oro?

-¡Como todos los años! Leo es como un hermano menor para mí, lo vi crecer y lo quiero mucho. Pero si hablo de él como futbolista tengo que decir siempre que para mí es el mejor del mundo.

-¿Será capaz de sacar campeón de Europa al PSG, se puede formar un equipo con tantas figuras?

-Sí, claro que puede. Nosotros en el Barcelona, en el año 2006 y en el 2009, éramos un equipo lleno de figuras y pudimos ser campeones. Miras atrás y son todos futbolistas impresionantes. Creo que hay que darle tiempo para que se conozcan, a mí me gusta verlo a Leo con Neymar y Mbappé. Yo estoy identificado con Barcelona pero también tengo una parte de mi corazón en París.

-Esta semana se cumple un año de la muerte de Diego Maradona, ¿recuerda cómo se enteró de la noticia?

-No me acuerdo dónde estaba, creo que en mi tierra. Pero recibí un mensaje y no lo creía. Fue un golpe muy duro para todos. Es que Diego parecía ser inmortal, como que nunca le iba a pasar nada. Hasta que vi las noticias y vi que era cierto. Para mí Dieguito fue Dios, yo crecí viéndolo. Y tuve la suerte de poder cruzarlo en algunos eventos o partidos solidarios, donde uno podía conocerlo un poco más…

-¿Cómo era en esos encuentros?

-(Risas). Me acuerdo de que en un partido en Roma, con el Papa, era el único que no quería salir de la cancha, le encantaba jugar al fútbol y competir. Estábamos jugando un amistoso pero él quería ganar, jaja…

-¿No fue el partido en que se peleó con Verón?

-Sí, es cierto jaja… ¿Fue con la Brujita o con el Cholo Simeone? Creo que él también estaba ahí. Yo no entendía nada porque era un amistoso. Pero no sé por qué se pelearon, en todo caso son cosas que quedan en la cancha.

-El año pasado habló de Boca y en Argentina rebotó mucho esa declaración, ¿es cierto que le hubiera gustado jugar allí?

-Es verdad, dije que me gustaba Boca porque de chico yo tenía como ídolo a Tchami, que jugaba ahí. Veíamos los partidos y ese ambiente eran increíble. Me gustaría alguna vez poder viajar y conocer la Bombonera, en algún Superclásico… Y que gane Boca, claro.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA