Ponzio, un emblema del River de Gallardo que puede ponerle el broche a su carrera en un partido clave

El destino es impredecible. Y puede armar guiones inimaginables. De películas, pero en la vida real. Como el que está preparando para Leonardo Ponzio, quien podría ser titular el jueves contra Racing por las ausencias de Enzo Pérez y de Bruno Zuculini. El mayor emblema del ciclo de Marcelo Gallardo está ante la oportunidad de…

ponzio,-un-emblema-del-river-de-gallardo-que-puede-ponerle-el-broche-a-su-carrera-en-un-partido-clave

El destino es impredecible. Y puede armar guiones inimaginables. De películas, pero en la vida real. Como el que está preparando para Leonardo Ponzio, quien podría ser titular el jueves contra Racing por las ausencias de Enzo Pérez y de Bruno Zuculini. El mayor emblema del ciclo de Marcelo Gallardo está ante la oportunidad de ponerle fin a su carrera jugando en un partido que puede ser importante y especial para el planeta riverplatense.

Si Talleres no le gana a Gimnasia, River estará ante la chance de ser campeón el jueves en su estadio, con sus hinchas, que ya agotaron las entradas, en lo que será la vuelta del aforo completo al Monumental. Y el equipo podría salir encabezado por Ponzio si es que Gallardo lo ve bien como para ponerlo de entrada.

El capitán del plantel “Millonario” tiene la ilusión de jugar un partido importante en el final de su carrera, a la que, a los 39 años, le pondrá punto final en diciembre ya que tiene decidido su retiro. Y este final puede venir con un aliciente: si River es campeón, Ponzio llegará a los 16 títulos con la banda roja sobre el pecho y alcanzará a Ángel Labruna en lo más alto de la tabla de campeonatos obtenidos de los futbolistas que pasaron por la institución de Núñez.

Entonces, Gallardo debe decidir si se la juega por la sapiencia del símbolo de su ciclo, único jugador, además, que está en el plantel desde que el Muñeco asumió la conducción técnica de River a mediados de 2014. Incluso, desde antes, ya que Ponzio volvió a River en enero de 2012 luego de haber tenido una primera etapa entre 2007 y 2008.

Alta sociedad: Ponzio a punto de abrazarse con Gallardo tras la victoria en el Superclásico. Foto: Alejandro PAGNI / AFP)

Eso sí, a la hora de la decisión final, sobre si lo incluye o no en el equipo, a Ponzio le juega en contra la escasa cantidad de juego que tuvo en el semestre. El santafesino jugó 37 minutos en total, siempre ingresando desde el banco de suplentes y sobre los finales de los partidos. Hay una razón: no pudo hacer la pretemporada en Estados Unidos porque sufrió una miocarditis como secuela del coronavirus y tuvo que estar un mes en reposo.

De todos modos, Ponzio tiene las ganas y la voluntad para estar desde el inicio del partido con Racing. Físicamente, según pudo saber Clarín, viene trabajando sin problemas. Y a favor cuenta con la experiencia, un aspecto clave para tener un gran sentido de ubicación y saber cómo correr la cancha. Además, al lado tendrá a Enzo Fernández, un joven de 21 años que tiene no solo un gran manejo de pelota y buen panorama, sino también mucha dinámica para el ida y vuelta e intensidad para la recuperación de la pelota.

A Ponzio se le abrió esta posibilidad de jugar de titular (la otra alternativa es que Fernández juegue de “5” y Agustín Palavecino delante suyo) por la lesión de Enzo Pérez y la acumulación de cinco amarillas de Bruno Zuculini, quien deberá cumplir una fecha de suspensión.

En cuanto al mendocino, este lunes a la mañana se hizo los estudios médicos en la clínica Rossi por la luxación en el codo izquierdo que sufrió el domingo en la cancha de Platense y que lo dejarán casi tres meses sin jugar y, lógicamente, afuera de la definición del campeonato. “Cuando caí, sentí el ruido del codo y me di cuenta que algo había pasado. Miré mi brazo y tenía el codo fuera de lugar. En el banco, el médico me dijo que me olvidara del campeonato, por eso la tristeza”, admitió Pérez a la salida de la clínica. La decisión que se tomó fue inmovilizarle la zona afectada y seguir su evolución. No será operado.

Enzo Pérez se luxó el codo izquierdo frente a Platense.

Y sobre lo que siente en este momento, Pérez expresó: “La cabeza tiene que estar fuerte, en la recuperación, pensando en apoyar a mis compañeros y pensando de la mejor manera. Ellos me conocen bien y saben que soy fuerte, pero en ese momento se te vienen muchas cosas a la cabeza. Les agradecí porque me acompañaron”.

Con respecto a quién será su reemplazante, el volante central comentó: “No sé cómo lo armará Marcelo (Gallardo), pero al que le toque lo tiene merecido”. Y le tiró buena vibra a Ponzio: “Todos saben la importancia que tiene Leo en el grupo y esperaremos a qué decide el técnico en ese momento“.

La última vez que River fue campeón en el Monumental, en la final de la Recopa Sudamericana en la que goleó 3-0 a Paranaense el 30 de mayo de 2019, se dio un hecho particular con Ponzio. El volante central venía siendo suplente y Gallardo le comunicó tres días antes, a la salida de la ducha en el vestuario, que iba a jugar porque lo necesitaba.

Mientras salía de la ducha, me lo crucé en el pasillo y le dije ‘preparate que vas a jugar, tengo ganas de ponerte‘ y él me dijo ‘bueno, contá conmigo, sabés que estoy’”, contó Gallardo a modo de anécdota en la conferencia de prensa posterior a aquella final.

Ponzio y Pinola, dos emblemas de River, levantan la Recopa Sudamericana. Foto: REUTERS/Agustin Marcarian

Ahora, salvando las distancias y los momentos, se da una situación similar en la que Gallardo puede necesitar de Ponzio. Y sabe que cuenta con él.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA