Gaspar Noé presenta “Vortex” en el Festival de Mar de Plata: “El cine parece arte, hasta que hacés cine”

En diálogo con TN, también habló del film “Tres en la deriva del acto creativo” de Pino Solanas y contó qué relación tenía con el director. Del sexo explícito a la demencia senil, con Darío Argento protagonista. Fecha de publicación: 24 de noviembre 2021, 00:03hsGaspar Noé presenta “Vorterix” en el Festival de Mar de Plata:…

gaspar-noe-presenta-“vortex”-en-el-festival-de-mar-de-plata:-“el-cine-parece-arte,-hasta-que-haces-cine”

En diálogo con TN, también habló del film “Tres en la deriva del acto creativo” de Pino Solanas y contó qué relación tenía con el director. Del sexo explícito a la demencia senil, con Darío Argento protagonista.

Gaspar Noé presenta “Vorterix” en el Festival de Mar de Plata: “El cine parece arte hasta que hacés cine” (Foto: EFE).

“El cine parece arte hasta que hacés cine”, dice Gaspar Noé. Y como el comentario provoca risas, aclara que no lo dice en broma. “Es una cosa que se hace entre demasiada gente”, explica, justo en el centro del panel de presentación de Tres en la deriva del acto creativo, el film póstumo de Fernando Pino Solanas que abrió la edición del Festival de Mar del Plata.

Este no es un equipo de demasiada gente, pero sí funciona como un pequeño colectivo unido en un mismo ejercicio, amoroso, de memoria. Está su padre, el artista plástico Luis Felipe “Yuyo” Noé; Angela Correa, la bella mujer de Pino; y Juan y Victoria Solanas, hijos del cineasta.

Lee también: Arranca el Festival Internacional del Cine de Mar del Plata, con mucho para ver en salas y también online

“Tres en la deriva del acto creativo” es la obra póstuma de Fernando Pino Solanas.

Yuyo es protagonista de la película, que registra el intercambio de ideas entre él, Solanas y Tato Pavlovsky sobre la vida y la del trabajo creativo. Los demás, en buena medida, parte de un work in progress que ocupó a Pino en los últimos años de su vida, repartido entre otras tareas. Es que Solanas, recordaron entre risas, siempre estaba con una cámara.

Es curioso encontrar al “cineasta controvertido”, famoso por sus provocadores films con sexo explícito (Irreversible, Love, Climax) en calidad de hijo. Aunque su última película, Vortex, también forma parte de la grilla del festival. Por todo eso se lo ve exultante, recién salido de un baño de mar, a pesar de que en Mar del Plata hace frío y los turistas de finde largo se aventuran a las caminatas con campera.

“Estoy en calidad de hijo de la familia, la segunda familia de Pino Solanas”, dice Gaspar Noé, con el acento en las agudas del franco parlante. ”Mi viejo aparece en la película. Cuando me enteré que esa iba a ser la película de apertura del festival, en la que uno de los roles protagónicos es mi viejo y el otro es Pino que es como un segundo padre o un tío para mí, me dije ´listo, aprovecho también para mostrarle Vortex que terminé este año a mi viejo’. Y le pedí a Victoria (Solanas) que me de el número del director del festival y le pregunté si, ya que pasaban la película de Pino, podían pasar la mía también. Así que le voy a mostrar la película al público, pero sobre todo a mi padre”.

El cineasta presenta su película “Vortex”.

Vortex es la película que tiene como protagonista al maestro Darío Argento, nada menos.

-Sí. A Darío lo conozco desde hace treinta años. Es divino, simpatiquísimo. Y cuando pensé que tenía que buscar alguien que hable francés para el rol protagónico, un personaje que tiene ochenta años, de todos los seres humanos, no actores, sino de todas las personas que conozco capaces de hacer ese rol, el único en que pensé fue en Darío Argento.

Luego, su hija me ayudó a proponerle la película, él justo estaba libre y me dijo que sí. Claro que puso algunas condiciones narrativas: me dijo ´lo hago pero si el personaje tiene una amante. Y decidió que quería ser crítico de cine. Él empezó como crítico de cine y guionista. Además, no le di diálogos. Yo hice la cámara y él improvisó lo que quiso, hizo lo que quiso con la película.

-¿Cuánto influyó el cine de Argento en tu cine?

-Creo que llegué al cine de Argento por el cine de Brian de Palma, que lo copió muchísimo. Descubrí el cine de De Palma, tipo Fantasma en el Paraíso, y poco a poco, ¡tac! descubrí el original. La fuente que lo había inspirado. Y cuando lo conocí, es tan simpático que cada vez que pasaba por París o yo iba a Italia, lo llamaba por el placer de charlar un rato con él. Tengo muy buena relación con su hija, también.

-Dejaste el sexo explícito por otra temática, ¿te aburrió ya?

-Esta película contiene demencia simulada. Pero la demencia simulada es más de terror que el sexo explícito. La demencia no es un chiste. La vejez no es un chiste, como dice mi viejo. El sexo nunca aburre, pero en el caso de esta película, no se prestaba a que hubiera escenas sexuales. Es un matrimonio de gente grande, la mujer pierde la cabeza, él tiene problemas cardíacos. Es una película de supervivencia, de un terror muy común que existe en la vida: la senilidad. La vida te lleva a muchos temas. Algunos son más divertidos de descubrir. El sexo, la droga, son muy divertidos. La demencia no lo es. Así que podríamos decir que ahora pasé a cosas serias.