Piden que se investigue si la vacuna de Sinopharm “se aplicó en niños cuando todavía estaba en investigación”

La Red Vacuname y Minivacuname, un grupo de padres y madres que se había autoconvocado para pedir “una vacunación segura para chicos con factores de riesgo” -con vacunas aprobadas por la FDA de Estados Unidos, como la de Pfizer- presentaron este martes una denuncia ante la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes en la que exigen que se…

piden-que-se-investigue-si-la-vacuna-de-sinopharm-“se-aplico-en-ninos-cuando-todavia-estaba-en-investigacion”

La Red Vacuname y Minivacuname, un grupo de padres y madres que se había autoconvocado para pedir “una vacunación segura para chicos con factores de riesgo” -con vacunas aprobadas por la FDA de Estados Unidos, como la de Pfizer- presentaron este martes una denuncia ante la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes en la que exigen que se investigue por qué se aplicó Sinopharm a chicos de entre 3 y 11 años “sin estudios de Fase 3”.

También apuntan a “las circunstancias y las responsabilidades” del Ministerio de Salud de la Nación cuando piden un informe “sobre las gestiones para la adquisición de vacunas de ARN mensajero (tecnología diferente a la de la vacuna china, que cuenta con estudios públicos de fase 3 y aprobada por la FDA)” que no se concretaron antes de autorizar en Argentina la vacunación pediátrica contra el covid.

Franciso Da Giau, vocero del grupo y uno de los abogados que presentó la denuncia, detalló a Clarín que es la primera que se realiza en esta instancia formal, más allá de los comunicados, cartas y críticas que realizaron en diferentes medios.

Principalmente, puntúan un tema ya ampliamente debatido pero que ahora tiene su “pata legal”. Que entre los argumentos de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, para justificar, el 1° de octubre, la vacunación de chicos, dijo que “China ya había vacunado a quinientos millones de chicos y adolescentes”. Algo que no sucedió.

Parte del grupo de padres y madres de chicos con comorbilidades que presentó la denuncia por el uso de Sinopharm para la vacunación pediátrica contra el covid.

En el texto instan a la acción de la Defensora, porque se estarían “violando derechos de los niños consagrados en tratados internacionales”. Marcan que, bajo recomendación de la Anmat, se autorizó la aplicación de las vacunas chinas en niños “cuando los informes no mostraban contagio o muerte en niños de 0 a 9 años”, por lo que no entienden “cual fue la razón de oportunidad, mérito y conveniencia que llevó al Ministerio de Salud de la Nación y a los Ministerios Provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires a ordenar de forma tan abrupta la vacunación”.

“El mismo día del anuncio, la Sociedad Argentina de Pediatría emitió un comunicado donde ponía en duda la existencia de los informes vinculados a la vacuna de Sinopharm para el rango etario que se la pretendía utilizar. Un día hábil después, y luego de una breve reunión con Salud del Presidente de dicha entidad, acompañado de las doctoras Angela Gentile y Carlota Russ, con Vizzoti, se emitió una conferencia de prensa en la que se anunció el apoyo de la entidad pediátrica a Sinopharm”, cuestionan. La polémica, que ahora es una denuncia, se dio porque, en un comunicado posterior, la sociedad había señalado cierta preferencia por el avance de vacunas aprobadas por la FDA o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Finalmente, los pediatras remarcaron su apoyo a la vacuna china.

“Ninguna persona con discapacidad puede ser sometida a investigaciones en salud sin su consentimiento libre e informado, para lo cual se le debe garantizar el acceso a los apoyos que necesite”, repiten cuando denuncian que “Sinopharm se habría aplicado en niños en nuestro país cuando se hallaba aún en etapa de investigación científica”.

SC

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA