Por la suba del gasto, el déficit primario aumentó 156% en octubre

Después de alcanzar un superávit en septiembre, las cuentas públicas registraron un déficit primario de $209.169 millones en octubre, un 156% más que en igual mes del año pasado.El resultado fue el peor del año​ por la aceleración del gasto previo a las elecciones y un crecimiento menor de la recaudación.Por el lado de los ingresos,…

por-la-suba-del-gasto,-el-deficit-primario-aumento-156%-en-octubre

Después de alcanzar un superávit en septiembre, las cuentas públicas registraron un déficit primario de $209.169 millones en octubre, un 156% más que en igual mes del año pasado.

El resultado fue el peor del año​ por la aceleración del gasto previo a las elecciones y un crecimiento menor de la recaudación.

Por el lado de los ingresos, el sector público registró $771.447 millones (69,8% interanual), una suba bastante menor a la del mes pasado impulsada por los impuestos vinculados a las exportaciones, la seguridad social y la actividad.

Entre los últimos, se destacaron el IVA neto de reintegros, los créditos y débitos y el Impuesto a las Ganancias, todos con subas por encima de la inflación en el período, que fue del 52,1%.

Respecto a los gastos, el sector público sumó $ 980.615 millones (83%), lo que representa un aumento por primera vez en el año por encima de la inflación interanual, con el gasto de capital y los subsidios como los rubros más expansivos.

“En octubre de 2021 se evidenció un importante aumento del gasto primario, que resultó un 20,3% real superior al de octubre de 2020. Hasta el mes pasado, el gasto venía alternando caídas reales con algunas subas, con un promedio de caída real del 5,4%, lo que pone en evidencia la magnitud del cambio de octubre”, dijo Nadin Argañaraz, director del IARAF.

El gasto de capital aumentó a $ 69.810 millones (264,2%) por mayores transferencias de capital a las provincias, entre las cuales se destacan la construcción de viviendas, educación, transporte y saneamiento, junto con la inversión de empresas públicas y autopistas.

Dentro del gasto corriente, los subsidios económicos fueron una de las partidas de mayor crecimiento por las transferencias a la energía (158,2%), que sumaron $122.476 millones, alimentadas por la asistencia a CAMMESA y los pagos en el marco del programa Plan Gas.

Las prestaciones de la seguridad social, en tanto, ascendieron a $324.135 millones (54%) debido a la actualización de la fórmula de movilidad, que impacta en las jubilaciones (50,6%), aunque sin superar la inflación interanual; mientras las paritarias mejoraron las remuneraciones (74,4%).

Los intereses de deuda, por otra parte, insumieron $ 67.926 millones (118%). Así, si se incorpora ese gasto al resultado primario, el déficit financiero fue de $ 277.094 millones (146%).

En los primeros 10 meses del año, el rojo primario fue de $776.645 millones (1,8% del PBI) y el desequilibrio financiero de $1.337.799 millones (3,1% del PBI), sin contabilizar el ingreso extraordinario de los DEG asignados por el FMI.

De repetirse este comportamiento en lo que resta del año, “el déficit primario podría ser del orden del 3,5% del PBI, aún inferior al presentado como cierre anual en el proyecto de presupuesto para el año entrante“, dijo Argañaraz.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA