Los Pumas, perjudicados por una nueva regla: sus rivales podrán usar figuras de otros seleccionados

Los Pumas recorrieron un largo camino hasta poder establecerse entre las potencias del rugby mundial. Hoy, aun a los tumbos como en este 2021, forman parte del torneo más selecto que tiene este deporte: el Rugby Championship, que comparte con Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, las grandes potencias del hemisferio Sur. Sin embargo, a partir…

los-pumas,-perjudicados-por-una-nueva-regla:-sus-rivales-podran-usar-figuras-de-otros-seleccionados

Los Pumas recorrieron un largo camino hasta poder establecerse entre las potencias del rugby mundial. Hoy, aun a los tumbos como en este 2021, forman parte del torneo más selecto que tiene este deporte: el Rugby Championship, que comparte con Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, las grandes potencias del hemisferio Sur. Sin embargo, a partir de una modificación reglamentaria, sus rivales se verán beneficiados y complicarán las aspiraciones del seleccionado argentino.

Sucede que World Rugby, entidad que rige este deporte, aprobó que, de cumplir una serie de requisitos, jugadores que ya representaron a una selección puedan pasar a jugar para otra. Así, “descartes” de equipos como los All Blacks podrían “reforzar” a contendientes como Samoa (rival en el Mundial 2023) y demás conjuntos del Pacífico Sur, que suelen ver como sus talentos optan por ponerse las camisetas de los All Blacks o los Wallabies.

La nueva ley de elegibilidad, que entrará en vigencia el 1° de enero de 2022, establece que un rugbier que ya jugó con la camiseta de un país puede solicitar la habilitación para jugar para otro seleccionado si cumple con dos requisitos. Primero, debe haber nacido en el país al que desea transferirse, tener un padre o abuelo nacido allí y probar una residencia de cinco años consecutivos en esa nación. Y además, debe haber cumplido previamente 36 meses (tres años) sin disputar ningún partido del rugby internacional.

Bajo esos criterios, el jugador puede transferirse solo una vez y cada caso estará sujeto a la aprobación del Comité de Regulaciones de la World Rugby para preservar la integridad.

Hasta ahora, un jugador que había jugado para un país solo podía representar a otro en la modalidad Seven durante la clasificación y el torneo de los Juegos Olímpicos, si tiene la nacional de la nueva unión. 

“Esta es la forma más justa de implementar un cambio progresivo que ponga a los jugadores en primer lugar y, al mismo tiempo, tenga el potencial de apoyar un juego internacional masculino y femenino creciente y cada vez más competitivo”, aseguró Bill Beaumont, presidente de la World Rugby.

¿Por qué esta nueva regla podría perjudicar a Los Pumas, en especial de cara al Mundial de Francia 2023? Porque le da a sus rivales la chance de potenciarse con nuevos jugadores y Samoa, al que los argentinos enfrentarán en la segunda fecha del grupo D, podría reclutar a varias ex figuras de los All Blacks, el equipo más poderoso del mundo.

Uno de los nombres que ya empezó a sonar como un refuerzo de ese seleccionado oceánico es Julian Savea, un back que probó ser una pesadilla para Los Pumas durante sus años como integrante del equipo de Nueva Zelanda, entre 2012 y 2016.

Noticia en desarrollo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA