De la canchita al ministerio

Cuando el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, anunció este viernes a su gabinete, marcó un quiebre: entre los 24 funcionarios hay mayoría de mujeres, con un promedio de edad de 49 años y una marcada diversidad sexual. “Le doy la bienvenida a una mujer con una trayectoria de vida intensa”, presentó Boric a Alexandra…

de-la-canchita-al-ministerio

Cuando el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, anunció este viernes a su gabinete, marcó un quiebre: entre los 24 funcionarios hay mayoría de mujeres, con un promedio de edad de 49 años y una marcada diversidad sexual. “Le doy la bienvenida a una mujer con una trayectoria de vida intensa”, presentó Boric a Alexandra Benado, la flamante ministra de Deporte.

¿De qué se trata esa “vida intensa” que definió Boric? Benado tiene 45 años, es futbolista y entrenadora, pionera en la selección femenina de Chile, tuvo un cargo en la FIFA y además es activista LGBTIQ+ y de derechos humanos. Nació en Suecia, donde su familia se exilió durante la dictadura de Augusto Pinochet, y allí tuvo su primer contacto con una pelota. 

En 1983 Alexandra tenía 7 años cuando su madre, Lucía Vergara, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), ingresó de manera clandestina en Chile. Fue asesinada en un operativo comandado por agentes de inteligencia. El siguiente destino de Alexandra fue Cuba, donde el fútbol no tiene cabida y tuvo que resignarse a jugar en la playa con sus amigos.

Regresó a Chile con 14 años y la pelota volvió a tener protagonismo. Participó de una liga comunal con el equipo del colegio, después jugó en Sportivo Milano hasta que dio el primer gran salto de su carrera: Palestino. Lo que siguió se dio de forma natural: la convocaron a la Selección para una gira por India, la primera aventura de la selección femenina fuera del continente.

Un problema físico marginó a Alexandra del Sudamericano de 2003. Pero siguió vinculada a la Roja. Seis años después la entrenadora Marta Tejedor la convocó para que fuera la capitana de la Selección. En la Copa América de 2010, Chile obtuvo el tercer puesto y clasificó a los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Militancia. Además de su trayectoria en el fútbol, Benado también es activista LGBTIQ+. Desde ese lugar luchó para que madres y los padres de parejas homoparentales, como ella, tuvieran derechos filiativos. Y hasta llegó a denunciar al Estado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que las parejas homoparentales tuvieran reconocimiento jurídico. 

Además es coordinadora ejecutiva de Londres 38, un centro clandestino ubicado en el centro de Santiago de Chile por el que pasaron al menos 98 víctimas que terminaron asesinadas o desaparecidas. Es en el ejercicio de este cargo que Benado recibió las mayores críticas cuando se supo que Boric la había elegido como ministra. 

Ex empleadas del sitio de la memoria la acusaron de “maltratadora” y de ser “ineficiente” en la gestión de la entidad. Más allá de las polémicas que se amplificaron en las redes sociales, Benado enfrentará en su ministerio un gran desafío: los Juegos Panamericanos que se desarrollarán en Santiago en 2023.

También te puede interesar