Hinchas de San Pablo agredieron a jugadores de Palmeiras, que encontraron un cuchillo en el césped

Momentos de desconcierto se vivieron sobre el cierre del encuentro que San Pablo y Palmeiras disputaron en el estadio Arena Barueri, por las semifinales de la Copa Sao Paulo Júnior, una competencia sub 20 que organiza la Federación Paulista de Fútbol. Es que, en tiempo adicionado, al menos tres hinchas de San Pablo ingresaron al…

hinchas-de-san-pablo-agredieron-a-jugadores-de-palmeiras,-que-encontraron-un-cuchillo-en-el-cesped

Momentos de desconcierto se vivieron sobre el cierre del encuentro que San Pablo y Palmeiras disputaron en el estadio Arena Barueri, por las semifinales de la Copa Sao Paulo Júnior, una competencia sub 20 que organiza la Federación Paulista de Fútbol.

Es que, en tiempo adicionado, al menos tres hinchas de San Pablo ingresaron al campo de juego, con la presunta intención de agredir a jugadores de Palmeiras. Futbolistas del Tricolor los detuvieron y los convencieron de volver a la tribuna. Pero todo tomó otro color cuando el árbitro del partido, Matheus Delgado Candancan, exhibió a la vista de todos un arma blanca, similar a un cuchillo.

Iban 50 minutos del segundo tiempo cuando tuvo lugar este grave incidente. Las imágenes de la televisión muestran a un simpatizante increpando a jugadores de Palmeiras y al juez principal del partido apartándose del área penal, para tener una mayor visibilidad sobre la situación. Según la cuenta oficial de ese club, el apuntado fue Lucas Freitas.

Futbolistas de San Pablo se interpusieron en el camino de los enojados torcedores, y los fueron llevando nuevamente hacia el sector de las gradas desde donde aparentemente hicieron su ingreso. Empleados de seguridad continuaron con esa tarea. Por tener una mejor ubicación en la fase clasificatoria, el estadio estuvo ocupado solo por hinchas de ese equipo.

El árbitro del partido mostrando el elemento punzante.

Cuando todo estuvo medianamente controlado, el árbitro levantó una especie de cuchillo y caminó entre los jugadores hacia Rafael Gomes Felix Da Silva, el cuarto árbitro, a quien le entregó el elemento punzante.

La transmisión mostró, luego, a efectivos policiales intentando tranquilizar a allegados de Palmeiras, visiblemente movilizados por lo que había acontecido dentro del campo de juego.

Pese a la intención de algunos jugadores agredidos de finalizar el partido en ese momento, Delgado Candancan ordenó disputar los últimos minutos que había agregado al tiempo reglamentario, después de una interrupción de al menos cinco minutos.

Uno de los agresores, frente a cuatro futbolistas de Palmeiras y bajo la atenta mirada del árbitro.

Según globo.com, uno de los agresores fue identificado y detenido, y será investigado por el Jecrim (Juzgado Penal Especial) Además del cuchillo, arrojaron al campo de juego un trozo de silla.

Lucas Freitas, al igual que su compañero Ian, quien encontró el cuchillo en el césped, tuvo que declarar ante las autoridades por este hecho.

De acuerdo a lo que expresó a ese mismo medio César Saad, delegado de la Comisaría para la Represión de Delitos de Intolerancia Deportiva (DRADE), el cuchillo fue arrojado desde la tribuna en “una lonchera”.

“Cuando se lanza, se abre y el cuchillo salta. Esto se lo mostraron a los atletas del Palmeiras, al director de fútbol del Palmeiras que vio las imágenes en la comisaría y todos pudieron ver que los hinchas que invadieron el terreno de juego, que están siendo sancionados por la Policía Civil, no estaban en posesión de este cuchillo“, sostuvo el funcionario.

San Pablo, en un comunicado, expresó que “repudia enérgicamente cualquier acto de violencia y espera que los culpables rindan cuentas ante la policía”.

Palmeiras finalista

El resultado, una anécdota, terminó 1-0 en favor del Verdao, gracias a un tempranero gol de Giovani, a los 4 minutos del primer capítulo. La victoria le permitió a Palmeiras clasificar a la final de la Copinha, tal como se denomina popularmente a este torneo, por primera vez desde 2003. En esa edición, perdió ante San Andrés y no pudo sacarse la espina de levantar este trofeo.

No tenemos control sobre este tipo de situaciones. Estábamos molestos, tratamos de controlar a los jugadores y hacer lo que pudimos”, sostuvo después del partido el entrenador de Palmeiras, Paulo Víctor Gomes, en declaraciones televisivas.

Palmeiras volvió a la final de la Copinha y va en busca de un título juvenil que siempre le fue esquivo.

En esta edición, para acceder al partido decisivo, Palmeiras venció por 6-1 a Assú, por 3-0 a Real Ariquemes, empató 1-1 con Água Santa y luego retomó el camino de la victoria frente a Mauá Futebol (4-0), Atlético Goianiense (3-0), Inter de Porto Alegre (2-1) y Oeste (5-2).

La final será otro duelo paulista, porque la disputará el martes 25 de enero ante Santos, que le ganó la otra semifinal a América por 3-0.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA