Boca: a siete días de finalizar su contrato, el Xeneize y Salvio no se ponen de acuerdo

Con un calendario desfasado para el inicio de la competencia en la Liga y el reinicio de la Copa Libertadores, mientras los técnicos planifican partidos, los clubes se mueven en el rearmado de planteles. Una particularidad que alteró el tablero en este 2022 mundialista. Y en ese contexto se mueve Boca, con muchas más certezas…

boca:-a-siete-dias-de-finalizar-su-contrato,-el-xeneize-y-salvio-no-se-ponen-de-acuerdo

Con un calendario desfasado para el inicio de la competencia en la Liga y el reinicio de la Copa Libertadores, mientras los técnicos planifican partidos, los clubes se mueven en el rearmado de planteles. Una particularidad que alteró el tablero en este 2022 mundialista. Y en ese contexto se mueve Boca, con muchas más certezas con respecto a su once titular para medirse ante Corinthians pero obligado a poner suplentes demasiado rápido en el arranque del torneo doméstico. Ante Unión saltará a la cancha el equipo B. Y todos apuntarán al juego del martes en tierras paulistas.

Pero dentro de lo poco que debe resolverse con urgencia en materia de pases, está el tema Salvio en el centro de la escena. Es que el jugador, recién ahora recuperado de una nueva lesión muscular, disputará el choque ante Corinthians a dos días de finalizar su contrato con el club. ¿Estará para la vuelta? ¿Habrá una resolución antes de esa fecha? ¿Cambiará de rumbo?

Las cartas están sobre la mesa del delantero que llegó desde Benfica en 2019 y que alternó buenos y malos rendimientos en el club (69 partidos, 18 goles y 4 títulos) pero que quedó atravesado por una lesión de ligamentos que trastocó sus planes y los de Boca. Le costó casi un año regresar y aún no lo hizo a pleno. Al punto que el juvenil Exequiel Zeballos hoy le ganó el puesto en el once inicial.

Sin embargo, en Boca fueron claros. Y apuntaron a una renovación de su contrato, con diciembre de 2023 como primera fecha de corte y una actualización automática por 18 meses más. Pero aunque el futbolista expuso más de una vez en público que su deseo era continuar en Boca, todavía el okey definitivo no existió. ¿El motivo? El dinero que solicita él en el tipo de cambio (Boca se rige por determinados topes y no por el oficial) y las comisiones de su representante, Agustín Jiménez (hijo del vicepresidente de Racing), quien pretende una compensación similar a la que se hizo en 2019, cuando desde el club se le adelantó dinero al momento de la firma. Eso no ocurrirá. 

Para Sebastián Battaglia la renovación de Salvio sería importante pero tampoco trascendental. Y evitó involucrarse en los planes presupuestarios del club, consciente del gran contrato que se le ofreció (de los más altos del plantel) y también que en el último tiempo el futbolista vivió situaciones conflictivas (con denuncias de su ex mujer) que hacen que hoy prefiera mantenerse en Argentina. Mientras tanto, Vélez y Lanús se mantienen a la expectativa. ¿Y el exterior? Tiene opciones de México, MLS y algo de Europa.

Eduardo Salviotuvo minutos en la final de la Copa de la Liga Profesional frente a Tigre. EFE/Ariel A. Carreras

De ambas partes siguen siendo optimistas con un acuerdo, pero a siete días de la finalización de su contrato todavía sigue sin terminarse. Y el regreso de Salvio a las canchas (y su nivel) pueden terminar de acelerar una respuesta, pese a que desde el club fueron contundentes en que el presupuesto pensado para él no va a correrse de la oferta que se le presentó. Ahora define Toto.

El resto del mercado lo tiene a Boca moviéndose con el foco puesto en las renovaciones y no tanto en contratar. Todas las partes entienden que están cubiertos. Y el DT solo solicitó un reemplazo en el caso de perder algún futbolista de relieve o que de los que sean primer recambio. Aunque desde el club están atentos a oportunidades que surjan de un mercado extenso, con competencias en las que puede perdurar o quedar eliminado y que todavía se está desperezando.

La búsqueda de Martín Payero sigue estancada en el mismo punto: desde Inglaterra solo lo transfieren con una venta y Boca lo prefiere tener a préstamo. ¿Arturo Vidal? Igual: el club averiguó su situación pero no movió fichas de manera formal. En tanto, sin urgencias, también analizarán incorporar un marcador central por si emigra Gastón Ávila y adelantándose a diciembre, cuando Carlos Izquierdoz (con contrato que finaliza) o Zambrano (expuso más de una vez que puede irse) tendrán posibilidades de partir.

La formación ante Unión

Por otro lado, el equipo para recibir a Unión, de no mediar imponderables, será con Javier García; Marcelo Weigandt (puede se transferido a Gimnasia de La Plata o Rosario Central), Figal, Zambrano, Fabra; Medina, Campuzano, Molinas; Langoni, Luis Vázquez y Salvio. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA