Cristina Kirchner va por una reforma express de la Justicia detrás de la ampliación de la Corte

En la sesión del Senado se incluyó la designación de jueces afines al kirchnerismo. 22/09/2022 12:46 Clarín.com Política Actualizado al 22/09/2022 12:50 Lejos del debate por la ampliación del número de miembros de la Corte Suprema, el verdadero objetivo de la vicepresidenta Cristina Kirchner en su convocatoria a sesión especial de este jueves es otro…

cristina-kirchner-va-por-una-reforma-express-de-la-justicia-detras-de-la-ampliacion-de-la-corte

En la sesión del Senado se incluyó la designación de jueces afines al kirchnerismo.

22/09/2022 12:46

  • Clarín.com
  • Política

Actualizado al 22/09/2022 12:50

Lejos del debate por la ampliación del número de miembros de la Corte Suprema, el verdadero objetivo de la vicepresidenta Cristina Kirchner en su convocatoria a sesión especial de este jueves es otro y está a la vista de los 72 senadores: aprobar los dictámenes de la Comisión de Acuerdos 235, 237 y 238/22, y así nombrar jueces afines en la flamante Cámara de Apelaciones de Luis Piedra Buena, y blindar jurídicamente al kirchnerismo en cualquier causa federal sensible en su lugar en el mundo, Santa Cruz.

Así lo dice taxativamente en el llamado a sesión especial para el 22 de septiembre a las 14:30, que ubica como primer tema a tratar la aprobación del nombramiento de solo esos tres magistrados en Santa Cruz. Arriba del polémico proyecto para ampliar la Corte en medio de la embestida judicial oficialista, la prioridad son esos tres dictámenes cuyos números no dicen demasiado.

Detrás de uno de esos acuerdos, el 235/22, hay un viejo conocido familia del kirchnerismo que podría asumir en un tribunal federal estratégico que tendrá competencia en Santa Cruz y Tierra del Fuego. Se trata de Marcelo Hugo Bersanelli, que fue concuñado de Máximo Kirchner, además de exfuncionario municipal y provincial del gobierno K.

Puntualmente, Bersanelli es propuesto para la controvertida Cámara de Apelaciones de Luis Piedrabuena, mediante la cual el kirchnerismo busca restarle jurisdicción a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, donde recaen todas las causas que rozan el poder.

La postulación de Bersanelli, ex funcionario de Alicia Kirchner en Santa Cruz, provocó una fuerte tensión cuando se trató su pliego en la Comisión de Acuerdos del Senado, donde se puso en duda su eventual imparcialidad ante una causa que involucre a Cristina Kirchner y su entorno.

En aquella oportunidad,  la radical Carolina Losada puso en duda la imparcialidad del postulante y le pidió a Parrilli que no se pusiera nervioso al tiempo que advirtió que si Bersanelli va a ser juez, “puede defenderse solo”.

El comentario derivó en la inmediata reacción de la presidenta de la Comisión de Acuerdos, la camporista Anabel Fernández Sagasti que cruzó a la senadora de Juntos por el Cambio, al apuntarle que la pregunta ya había sido respondida y le pedía que “no se ponga nerviosa”.

“Si la pone nerviosa mi pasado televisivo lo va a tener que resolver solita”, le respondió la senadora por Santa Fe, visiblemente molesta con las intervenciones de Fernández Sagasti.

Más allá de lo ocurrido en el tratamiento en comisión, para la oposición es claro que la vicepresidenta va con todo sobre la Justicia. “Cristina va por su reforma judicial exprés, la sanciona este jueves y se garantiza impunidad para siempre”, señalaron a Clarín fuentes parlamentarias. “Si aprueban la ampliación de la Corte, tiene que pasar por Diputados y ahí se frena, esto no, hoy mismo con mayoria simple queda aprobado”, agregan.

Los tres pliegos que el kirchnerismo aprobará sin consenso opositor, como sucedió con el dictamen en la comisión meses atrás, son el de Bersanelli, actualmente titular del Juzgado de Primera Instancia N°1 en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Río Gallegos; el de Carlos Borges, hoy Juez de Recursos de la Circunscripción Judicial N° 2 de Santa Cruz, y el de Nelson Sánchez, juez de Recursos de la Primera Circunscripción Judicial en Río Gallegos.