lunes, 26 febrero, 2024
InicioEspectáculosQuién es el músico que le daba clases a Pablo Alarcón y...

Quién es el músico que le daba clases a Pablo Alarcón y ahora actúa con él en las calles de Recoleta

En diálogo con TN Show, el artista habló de su vínculo con el actor, de la repercusión de sus shows y de los proyectos con el espectáculo.

Sabrina Sistro

02 de septiembre 2023, 05:38hs

La curiosa historia de Augusto Gavilan, el músico que actúa con Pablo Alarcón en una plaza (Foto: Gentileza /Augusto Gavilan)

La curiosa historia de Augusto Gavilan, el músico que actúa con Pablo Alarcón en una plaza (Foto: Gentileza /Augusto Gavilan)

Esta última semana, se conoció que Pablo Alarcón actúa a la gorra en una plaza de la Ciudad de Buenos Aires. En diálogo con TN Show, el actor explicó que empezó con esta actividad porque está sin trabajo y porque es su oficio.

Allí remarcó que trabaja codo a codo con Augusto Gavilan, a quien conoció tiempo atrás como profesor de hang. El músico conversó con este medio y dio detalles sobre el inicio del vínculo que se convirtió en una sociedad de arte callejero.

Leé también: La verdadera historia detrás del video viral de Pablo Alarcón actuando a la gorra en una plaza

Video PlaceholderMirá el video de la performance en vivo de Pablo Alarcón. (Foto: Captura Twitter negra_piedra)

De las clases de hang a presentarse con una obra en la plaza y a la gorra

A los nueve años, Augusto comenzó a estudiar piano. La imposibilidad de tener el instrumento hizo que dejara, pero no se alejó de la música. Con la adolescencia, llegó la guitarra y de la mano de su hermano comenzó a tocar la batería.

Después de pasar por varias instituciones, comenzó a perfeccionarse de manera particular. Música árabe, latina, hindú… Hasta que en el 2015 le nació la inquietud de probar con el hang. Al ver que era un instrumento bastante caro, puso manos a la obra. “El hang es un instrumento muy nuevo, tiene 20 años. En la Argentina somos muy pocos los que lo fabricamos”, comentó.

Video PlaceholderAugusto Gavilan, profesor de música (Foto: Captura Instagram /augustoenellaboratorio)

Fue por medio de una alumna que conoció a Alarcón. “Me dijo ‘tengo un amigo que está armando una obra y está loco por este instrumento’. Entonces le dije que me llamara, sin saber que se trataba de Pablo”, relató.

A los tres días, el actor lo contactó y le contó su idea. “A mí me interesa que el instrumento se expanda. La mayoría de mis clientes son profesores de yoga o gente del ámbito espiritual, porque el instrumento tiene un efecto terapéutico muy grande. Pero la realidad es que es muy simple tocar y está bueno que la gente vea que todos pueden hacerlo”, explicó el músico.

Pablo Alarcón y Augusto Gavilan (Foto: Captura Instagram /augustoenellaboratorio)

Pablo Alarcón y Augusto Gavilan (Foto: Captura Instagram /augustoenellaboratorio)

Sobre su charla con Pablo, recordó: “Le dije que si se comprometía a estudiar, yo le daba el instrumento. Y empezó a venir religiosamente todas las semanas a clase. Jamás faltó a una. Un alumno aplicado”.

Según relató, el proyecto de Pablo trastabillaba y fue entonces cuando llegó el ofrecimiento para sumarse. “Me dijo ‘quiero que hagamos esta obra juntos’. Entonces me contó bien de qué trataba el texto. Él estaba enamorado de esta obra y quería hacerla y perfeccionarla al máximo”, aseguró sobre el entusiasmo que le transmitió el actor.

Fue cuestión de una pasada improvisada para darse cuenta de que todo fluía. “Le dije ‘vos tirá el texto y yo te sigo. Lo que hice fue acompañar musicalmente la emoción de lo que estaba diciendo. Y nos quedamos sorprendidos con lo que pasó”, recordó. A partir de ahí establecieron los ensayos hasta que se presentaron por primera vez en Plaza Francia.

El éxito de “Discurso sobre la servidumbre voluntaria”

A lo largo de los 15 minutos que dura la obra, cada uno aporta desde su fuerte: Pablo de la actuación y Augusto desde la música.

“Hace un par de semanas que estamos, pero enseguida se viralizó y cobró masividad. Es increíble porque la gente se ubica enfrente, a los costados y atrás. Es como si fuera un escenario de 360 grados. Incluso hay personas que ven más de una función y van cambiando de lado”, aseguró sorprendido con la repercusión.

Pablo Alarcón teatro a la gorra.

Pablo Alarcón teatro a la gorra.

“Todos enloquecidos se quieren sacar fotos con Pablo. Y como él es superatento, se queda saludando a la gente y a los 15 minutos empezamos de vuelta, entonces es como una función de dos horas sin parar. Quedamos liquidados, pero contentos. Es un momento sumamente grato, se genera un lindo clima con el público”, reflexionó sobre los resultados.

Pablo y Augusto no descartan hacer la obra en un teatro, sin embargo, ahora disfrutan de las presentaciones que tienen lugar todos los domingos de 15 a 17 en Plaza Francia.

Más Noticias