sábado, 2 marzo, 2024
InicioPolíticaUn agente inorgánico y miles de carpetas: la trama detrás del espionaje...

Un agente inorgánico y miles de carpetas: la trama detrás del espionaje ilegal que salpica al kirchnerismo

En un principio se sospechaba que Ariel Zanchetta espiaba solo a jueces, pero la lista se amplió considerablemente. La Justicia cree que se trata de una red y que aún no salió todo a la luz. Las implicancias de los funcionarios K Rodolfo Tailhade y Fabián Rodríguez.

07 de noviembre 2023, 20:59hs

Fabián

Fabián «Conu» Rodríguez, Ariel Zanchetta y Rodolfo Tailhade. Están siendo investigados por una presunta red de espionaje ilegal.

La Justicia Federal está llevando adelante una investigación contra una presunta red de espionaje ilegal que involucra a funcionarios del kirchnerismo, pero principalmente a un expolicía del Servicio de Inteligencia de la Nación que ejerció de manera “inorgánica” durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Se trata de Ariel Pedro Zanchetta, agente oriundo de Junín que se retiró en 2015, pero que desde el 2009 se habría dedicado a espiar a distintos políticos, magistrados, empresarios, periodistas y otras figuras públicas. El acusado está preso desde junio de este año como principal sospechoso, pero no se descarta que haya más personas detenidas por este hecho.

Leé también: Escándalo: la lista completa de los políticos, periodistas y empresarios espiados

La causa CFP 3286/2023 fue iniciada por el fiscal a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 11, Gerardo Pollicita, que acusó a Zanchetta de haber realizado “acciones de inteligencia prohibidas” por la ley.

En un principio, se sospechaba que solo espiaba a funcionarios del Poder Judicial, pero la lista de “objetivos” a quienes habría extorsionado con difundir cierta información íntima se amplió durante los últimos años.

Extorsión y “objetivos”: así era la mecánica de Ariel Zanchetta

Según describió el fiscal en el dictamen de 143 páginas al que accedió TN, el acusado se desempeñó durante 25 años como agente de la Policía Federal Argentina (desde el 1988 hasta el 2013). Durante esos años logró formarse en actividades de inteligencia. Hasta estudió en el Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina y en contrainteligencia en la “Escuela del Cuerpo Federal de Inteligencia de la PFA”.

En 2015, fue designado como policía “inorgánico” en la Secretaría de Inteligencia de la Nación. En ese rol, habría ejercido el espionaje a pedido de funcionarios de este organismo. Pero los contactos con políticos del kirchnerismo los hizo cuando ese mismo año pudo entrar a la Cámara de Diputados de la Nación, en la comisión de seguridad, como asesor.

Leé también: Espionaje ilegal: tras el escándalo por Tailhade, se levantaron las sesiones previstas en Diputados

“Las actividades ilícitas desarrolladas por la asociación criminal investigada no se habrían limitado solamente a funcionarios del Poder Judicial, sino que se habría tratado de una red de espionaje más amplia cuya actividad habría tenido como ‘objetivos’ a cientos de personas, como políticos, magistrados, funcionarios públicos, periodistas, empresarios, artistas, dirigentes sociales, deportivos y sindicales, entre otros”, expresó Pollicita en el documento.

La lista de espiados por Ariel Zanchetta. (Foto: TN)

La lista de espiados por Ariel Zanchetta. (Foto: TN)

Además, describió el fiscal, “la banda habría incluido, cuanto menos, la realización de tareas ilegales de inteligencia tras la recopilación, almacenamiento, sistematización y análisis de información, por medio de cámaras ocultas y bajo acceso indebido a bases de datos restringidas y de correspondencia privada”.

Es que, para llevar adelante el espionaje, Zanchetta habría usado diferentes sitios de organismos públicos como el Registro de la Propiedad Automotor, la Dirección Nacional de Migraciones y la Base Nacional de Antecedentes Penales, como así también base de datos privados, sin autorización legal para su difusión, tales como Sudamericadata, NOSIS, Veraz, Riesgo Online, Riesgo Net, Reportes Online, Busca Datos, Agildata, Cuadro de Situación y PYP Datos.

En la notebook Toshiba que fue secuestrada durante un allanamiento en su casa, los peritos informáticos encontraron un archivo que tenía una infinidad de contraseñas de distintas páginas desde donde obtenía los datos personales de los espiados.

Leé también: Espionaje ilegal: Juntos por el Cambio le pedirá a la Justicia el desafuero del diputado K Rodolfo Tailhade

También le incautaron una decena de celulares donde Zanchetta tenía distintos números de teléfono, una gran cantidad de cuentas de redes sociales donde no usaba su nombre de pila, así como también varios mails desde donde enviaba las carpetas con información personal de los espiados.

Pese a que el análisis de los equipos electrónicos aún no fue develada por completo, Pollicita ya dispone de 53 videos, 1919 imágenes, 1629 contactos y 1632 audios, algunos de los cuales había borrado el expolicía y que ahora salpican a más involucrados.

La Justicia sospecha que esta información recolectada era usada para extorsionar a los funcionarios, intentando conseguir dinero a cambio de no difundir noticias a través del sitio En Clave, propiedad del expolicía de Junín, que además recibía pauta del gobierno nacional a través de un contrato gestionado por Fabián “Conu” Rodríguez, del riñón de La Cámpora y vocero cercano a la vicepresidenta. Actualmente, trabaja como subdirector General de Servicio al Contribuyente de la AFIP.

Un agente inorgánico y miles de carpetas: la trama detrás del espionaje ilegal que salpica al kirchnerismo

En la causa se anexó además un informe de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DaJuDeCo) que demuestra que en el teléfono de Zanchetta también aparecen diálogos con el diputado cristinista Rodolfo Tailhade, quien aparecía agendado entre sus contactos.

Entre los datos que recababa el acusado, había recibos de sueldos, patrimonio, bienes personales, inmuebles, viajes al exterior, compras con tarjetas de crédito y mucho más. Pero además, indagaba en la vida personal de las víctimas y sus vínculos familiares.

Zanchetta espiaba a las figuras públicas y también a sus vínculos familiares. (Foto: TN)

Zanchetta espiaba a las figuras públicas y también a sus vínculos familiares. (Foto: TN)

La Justicia asegura que Zanchetta no era un “lobo solitario”

Para la fiscalía, uno de los que operaba con Zanchetta era el hacker misionero Elías Núñes Pinheiro, que está detenido por haber abierto el teléfono del exministro de Seguridad de CABA, Marcelo D’Alessandro, y el celular del juez Mariano Borinsky, en una causa paralela que está siendo investigada por la misma UFI. Ambas denuncias fueron unificadas, ya que se trataría del mismo hecho.

El joven declaró ante el fiscal ya fallecido Federico Delgado, y aseguró que “solo hacía informes por encargo”, que “no conocía a quienes lo contrataban” y que solo “hacía su trabajo” por el cual le pagaban.

Elias Nuñes Pinheiro trabajaba con Ariel Zanchetta como hacker. (Foto: TN)

Elias Nuñes Pinheiro trabajaba con Ariel Zanchetta como hacker. (Foto: TN)

En este sentido, Pollicita sostiene que Zanchetta “no habría desplegado su actividad en soledad” sino que la información que recolectaba de distintos portales era reportaba a terceros y “realizaba algunas de estas conductas por pedido de otros”.

Por otro lado, aseguró que el acusado financiaba su actividad ilícita con fondos públicos. Por eso, aseguró que “será de materia de investigación determinar la identidad de otros posibles involucrados y las finalidades últimas de estas maniobras ilícitas”.

Por el delito que habría cometido Ariel Zanchetta al violar presuntamente la Ley N° 25.520 de Inteligencia Nacional, así como también los funcionarios mencionados en la causa, tales como podrían ser condenados de tres a diez años de prisión, e inhabilitación especial por el doble de tiempo.

Más Noticias