domingo, 19 mayo, 2024
InicioPolíticaDenuncian irregularidades en la gestión de Alberto Atanasoff como embajador en Bulgaria

Denuncian irregularidades en la gestión de Alberto Atanasoff como embajador en Bulgaria

Una semana después de asumir, la cancillería de Diana Mondino intenta redirigir la política exterior argentina al tiempo que busca un reordenamiento y un ajuste de recursos en su interior.

Este lunes, mientras las nuevas autoridades ordenaban retirar los pliegos de ascensos de embajadores y ministros confeccionados en 2022 y en 2023, y que habían quedado sin tratar por las internas entre albertistas y kirchneristas, una fuente de máxima confianza de Clarín envió a este diario una serie de denuncias contra quien fue hasta el 9 de diciembre pasado el embajador de Alberto Fernández ante Bulgaria, Alfredo Atanasoff.

Atanasoff, ex jefe de Gabinete, ex ministro de Trabajo del gobierno provisional de Eduardo Duhalde y ex diputado nacional, había pedido personalmente la embajada en Sofía al ahora ex presidente Alberto Fernández y la logró. Ese nombramiento incluso sorprendió. Se fue en los inicios de la gestión terminada y estuvo cuatro años en Europa, sin noticias sobre su gestión.

La lista de irregularidades enviadas a Clarín ahora, van acompañadas por chats y audios que no puede publicar este diario para proteger la fuente. En ellos se incluyen reclamos sobre los bienes del Estado a quien fue embajador político.

Estas irregularidades pueden parecer menores pero no lo son porque marcarían desidia y además falta de control desde la cancillería en Buenos Aires, sobre lo que hacen los funcionarios en el exterior con los bienes del Estado y con la calidad de su trabajo.

Se denunció el uso indebido de los dos autos de la embajada la familia del embajador. Así los diplomáticos de la sede en Sofia debían recurrir a taxis para tramites de misión, a pesar de que uno de los vehículos siempre para ese tipo de gestión. Otra denuncia indica que la embajada -o sea, el Estado nacional – «le pagaba el alquiler de teléfonos celulares para su pareja, María Lucrecia Vanni, y el hijo de la mujer pese a que no correspondía».

Clarín recibió las facturas de esos usos telefónicos, y también una lista de «maltrato de los vehículos; un reclamo por la desaparición de dos ceniceros». Y lo que es incompatible, la confirmación de que la señora Vanni, «aparece como empresaria, y al mismo tiempo que su marido embajador se presentaba como presidenta de la Cámara de Comercio Búlgara Argentina».

Por si ello fuera poco, en un email recibido que exhibe Clarín en este artículo, Atanasoff aparece cometiendo un acto por supuestamente ilegal. Estaba «preocupado o molesto porque el banco en Bulgaria le bloqueó la tarjeta de débito que utilizaba» y se «daba corte diciendo que era el embajador de la Republica Argentina». Ese email tiene fecha 13 de diciembre de 2023. Y para entonces, no sólo el ya no era embajador desde al menos cuatro días sino que gobernaba el país Javier Milei.

Los embajadores políticos cesan su misión de manera automática con el fin del gobierno de turno, a diferencia de los que son de carrera. Tal como corresponde con la ley, el ex canciller Santiago Cafiero les envió a la veintena de embajadores políticos del gobierno de Fernández la notificación de que debían volver. Fue en octubre pasado.

Pero otras áreas -como las que manejaba hasta diciembre el ahora ex Coordinación y Planificación Exterior, Pablo Delgado-, evidentemente no ejercían su rol de control legal, económico y ético del personal del Ministerio. Estos controles volvieron ahora a manos de quien ya las ejerció en su momento con transparencia: el otra vez secretario del área Ernesto Gaspari. Es el quien ahora le tocará la pesada herencia del gobierno anterior y el ajuste que se viene en la Cancillería de Milei y Mondino.

Las irregularidades de Alfredo Atanasoff como embajador en BulgariaLas irregularidades de Alfredo Atanasoff como embajador en Bulgaria

Otros hechos polémicos de Atanasoff

Consultado por Clarín, Alfredo Atanasoff negó cualquier irregularidad cometida, y dijo también que «alguien» buscaba hacerle daño porque, entre otras cuestiones, “bancarizó” al personal de la Embajada. “Mira amiga, dos días antes de regresar el Presidente de Bulgaria me condecoró con la orden de Caballero de Madara, la máxima condecoración que entrega la República de Bulgaria. Parece que eso a algunos les molestó”, manifestó Atanasoff, mostrando su foto con Rumen Radev.

Sin embargo, la fuente consultada dijo a este diario que el ex embajador “sacaba boletas de supermercado, algunas hasta con una hora de compra o hasta de 1 minuto, las metía en un sobre y las pasaba como comida personal local cuando ya en el sueldo tiene sus 84 euros para comida”. La fuente consultada que también se quejó de que la embajada pagara “tres teléfonos celulares para la esposa y el hijo de la mujer, que según se supo en la sedes estaba estudiando en Londres y no en Bulgaria”.

Las irregularidades de Alfredo Atanasoff como embajador en BulgariaLas irregularidades de Alfredo Atanasoff como embajador en BulgariaLa fuentes consultadas también pidieron investigar las licitaciones para proveer a la embajada porque las ganaba una empresa llamada Blue Lemon, cuyos dueños no conocían. Empleados que renunciaron a la sede argentina en Sofia, que cuenta con nueve contando empleadas de servicio de la residencia, renunciaron tras la llegada de Atanasoff.

En uno de los chats que pudo leer Clarín entre el ahora ex embajador y un funcionario le dicen preocupados que llamaron a la embajada agentes de «controles fronterizos aeroportuarios» preocupados porque al bajarse Atanasoff había dejado abierta la ventana derecha del BMW de la sede diplomática argentina. Y fue en plena terminal aeroportuaria. Eso puede ser un problema enorme de seguridad. “Mañana lo cierro. Gracias”, le contestó el entonces jefe de la sede al empleado. Clarín vio la foto de ese chat pero no la publica.

El inventario que llegó sobre cómo estaban los autos al 28 de noviembre pasado indica: el Toyota presentaba abolladura y rallado de parachoques delantero, ralladuras de puerta y capote. El BMW con abolladura y rallado de parachoques delantero, ralladuras traseras, laterales, en puertas y tapas del motor, los neumáticos en malas condiciones.

La fuente diplomática, que se encuentra en Buenos Aires y en posesión de varios elementos contra Atanasoff se quejó de que no sólo no confeccionó antes de irse el libre deuda de su gestión sino que no entregó su acreditación como embajador ni tampoco el pase aeroportuario que le reclamaron desde la Cancillería numerosas veces. Ocurre que si esa credencial no se devuelve, el siguiente embajador no se puede acreditar y deja sujeta a la embajada a tener que pagar una multa importante ante la cancillería búlgara. Ademas si se quedan sin el pase de aeropuerto, carecen de un elemento fundamental para ciertas gestiones en la terminal.

Más Noticias