lunes, 26 febrero, 2024
InicioEconomíaMilei en Davos: crónica de una epopeya a 50 años de la...

Milei en Davos: crónica de una epopeya a 50 años de la formulación del «Estado mínimo»

El discurso del presidente argentino focalizó en la vieja disputa entre el libertarianismo y el estatismo, ante la élite global

Por Juan Cruz González (*)

19/01/2024 – 20:42hs

Milei en Davos: crónica de una epopeya a 50 años de la formulación del

El discurso de Javier Milei en la cumbre del Foro Económico Mundial de Davos generó controversia por su contraste con la agenda global actual. Las palabras del presidente argentino parecen haber sido elegidas especialmente para polarizar a su audiencia e invocar adhesión y rechazo por igual. El objetivo: mantenerse en el foco de atención.

La cumbre de Davos reúne a empresarios, jefes de Estado, referentes de la sociedad civil, medios de comunicación y políticos de todo el mundo. Los ejes de la agenda este 2024 fueron: la seguridad y cooperación internacional, el crecimiento sustentable y el desarrollo de una estrategia conjunta contra la crisis climática. Asuntos en los que Estados – Nación y grandes corporaciones cumplen un rol protagónico.

En Davos, Milei reivindicó la idea del «Estado mínimo»

La primera reunión del Foro Económico en la ciudad de Davos se llevó a cabo en 1974, hace exactamente 50 años. Ese mismo año el filósofo liberal estadounidense Robert Nozick publicaba su obra cumbre: Anarquía, Estado y Utopía.

En este controversial ensayo, el autor expuso la idea de un Estado mínimo bajo el argumento de que el derecho a la libertad y a la propiedad son inalienables y que el Estado no tiene la autoridad para imponer ningún tipo de redistribución de la riqueza, en contraposición a la teoría de la justicia distributiva de John Rawls.

El hiper individualismo propuesto por Nozick en un contexto de Estado casi inexistente recibió fuertes críticas de parte del amplio espectro ideológico que considera a la cooperación y a la solidaridad como fuerzas que impulsan la justicia social.

Este debate parecía ya cerrado en favor de la teoría de la justicia distributiva y el Estado como garante de la misma. Sin embargo, con el correr de los años, las tensiones con un mundo cada vez más conectado e informado, con mercados mucho más amplios, de acceso virtual inmediato no dejaron de aumentar.

El Foro de Davos empezó hace 50 años, en pleno debate entre el libertarianismo y las ideas del Estado como garante de la justicia social

El Foro de Davos empezó hace 50 años, en pleno debate entre el libertarianismo y las ideas del Estado como garante de la justicia social.

Milei y el debate que vuelve

En la actualidad, el mundo pareciera estar prestando atención al experimento social que supone el primer presidente libertario anarco-capitalista del siglo XXI, a nivel mundial. Un líder que propone su camino como una épica contra la quimera estatal. Una lucha contra el monstruo que oprime la libertad, el derecho esencial a acumular riqueza y la conservación de la propiedad del individuo.

En su relato épico estarían quienes «no ven» y están ciegos a la responsabilidad del Estado y quienes son conscientes de la misma. El discurso del presidente parece haber querido invitar a los empresarios más poderosos del mundo a abrir los ojos a esta realidad y unirse a su lucha. La reacción positiva del hombre más rico del mundo, Elon Musk, en la red X brinda legitimidad al debate, poniéndolo en la agenda pública internacional.

Los desafíos de esta postura, sin embargo, son múltiples, y no podemos evitar la contradicción que supone el discurso del presidente libertario en territorio suizo: uno de los países más prósperos del mundo, con un PBI per cápita que duplica al de Alemania (93 mil dólares del país helvético contra 48 mil, en 2022), con uno de los sistemas financieros más robustos, segundo en el índice de países de mayor libertad económica (según la organización Heritage) y líder del ranking de calidad de vida de la Social Progress Imperative Association.

La presión fiscal en Suiza, no obstante, es del 27%. Noruega, Dinamarca y Finlandia (los únicos tres países que superan a Suiza en calidad de vida) promedian una presión fiscal del 43,1%.

Elon Musk, uno de los hombres más ricos del mundo, elogió el discurso de Javier Milei en Davos

Elon Musk, uno de los hombres más ricos del mundo, elogió el discurso de Javier Milei en Davos.

A 50 años de la primera reunión del Foro Económico Mundial en Davos y de la publicación de una de las tesis más importantes del anarco liberalismo, se vuelven a abrir puertas que parecían ya cerradas, de cara a un mundo más integrado, más conectado pero que no logra dar soluciones efectivas a los problemas que lo acucian.

Mientras tanto, parte del mundo mira de reojo los resultados de una epopeya experimental que busca la utopía del Estado mínimo en los confines más australes del mundo.

(*) Juan Cruz González es licenciado en Ciencias Políticas y Magister en Relaciones Económicas Internacionales

Más Noticias