martes, 27 febrero, 2024
InicioPolíticaCrimen de Umma: Bullrich se despegó de Espert y de Agustín Romo

Crimen de Umma: Bullrich se despegó de Espert y de Agustín Romo

El crimen de Umma, la niña de 9 años de Lomas de Zamora baleada durante un intento de robo el lunes, generó amplia repercusión en el mundo de la política y hubo dos réplicas que llamaron la atención: la del diputado nacional José Luis Espert, aliado del presidente Javier Milei, que publicó un queso gruyere para describir cómo habría que “agujerear” a los asesinos de la nena; y la del legislador bonaerense de La Libertad Avanza (LLA) Agustín Romo, que dijo que a los delincuentes había que “cagarlos a tiros”.

Quien se diferenció de esas expresiones en la mañana de este martes fue la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, que pese a ser conocida como una de las máximas referentes de la “mano dura” contra delincuentes aclaró que desde el Gobierno buscarán reforzar las penas pero siempre dentro del marco de la ley. La funcionaria fue quien comunicó la muerte de Umma, ya que el padre de la niña, Eduardo Aguilera, era parte de la custodia de la dirigente de Pro volcada a los libertarios.

Tras el crimen, Espert, que volvió a tener buena sintonía con Milei y ahora es presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, posteó en su cuenta de X (ex Twitter) la foto del queso gruyere con el mensaje: “A los asesinos de Umma”. Romo, por su parte, apeló a la misma red social para indicar primero: “Para mí, si le pegás un balazo en la nuca a una nena de 9 años para robarte un auto merecés morir, no servís más”. Después el libertario sentenció: “Nosotros queremos impuestos bajos, regulaciones inexistentes y cagar a tiros a los delincuentes”.

Poco después Bullrich indicó sobre los dichos de ambos: ”Son sus expresiones. La expresión oficial del Gobierno es: en el marco de la ley, la máxima condena”.

Así, indicó que trabajarán en modificaciones del Código Penal para que los crímenes “aberrantes” -hechos por aquellos que roban, matan, asesinan y destruyen familias- tengan penas más altas, aunque marcó para alejarse de lo propuesto por Espert y Romo en diálogo con Radio Urbana Play: “Pero no vamos a ser parte de la ley de la selva. Nosotros somos el Estado, que tiene que intentar regular las conductas a partir de los códigos, del conjunto de los ciudadanos. No vamos a pasar ese límite, no lo vamos a pasar”.

Convencida de que el homicidio de la niña -por el que hay un detenido- no tuvo que ver con que el padre trabaja en su protección, sino que fue algo al voleo perpetrado por delincuentes que “estaban haciendo estragos desde temprano”, la ministra de Seguridad explicó que su custodio vive en una “zona caliente del delito” e indicó que buscan al resto de la banda que habría estado involucrada. Asimismo reiteró que ni Aguilera ni su esposa, María Eugenia Rodríguez Álvarez, estaban armados, pese a que ambos son parte de la Policía Federal Argentina (PFA); en el momento en que los abordaron iban a realizar un trámite junto a Umma y habían decidido dejar sus pistolas en su casa.

En tanto, la ministra destacó el trabajo coordinado con el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, pese a las discrepancias ideológicas que hay con la gestión de Axel Kicillof. “Estamos rearmando una forma de trabajo porque la Provincia nos ha planteado que la forma en que se estaba trabajando no les gustaba, que querían una tarea de las fuerzas federales más de investigación. Estamos en pleno cambio de paradigma, pero claro que tenemos una colaboración y en este caso inmediatamente la Policía de Buenos Aires trabajó junto con la PFA en toda la identificación, en las cámaras del municipio”, indicó.

Asimismo reveló que tuvo “dos o tres reuniones” con funcionarios bonaerenses para rearmar este sistema colaborativo en las zonas de mayor nivel de violencia y de presencia de delitos complejos. “Nosotros consideramos que en seguridad no se puede tener una ideología porque los que viven en la Provincia tienen que estar cuidados por la Provincia y acompañados por la Nación. Hasta ahora venimos con una relación muy buena, en algunos temas no nos ponemos de acuerdo y en otros sí”, indicó.

Dardo a Pablo Moyano

Por otra parte, se refirió al paro general que hará mañana la CGT y destacó que, como habrá transporte público hasta las 19, una “gran cantidad de gente” va a ir a trabajar.

“Nosotros vamos a garantizar el protocolo”, dijo al respecto de permitir la circulación y ratificó que continuará con su decisión de enviarles facturas por los costos del operativo a aquellos que corten la calle. “Cada uno tiene que hacerse cargo de sus actos. Estamos en una crisis muy fuerte. Vamos a utilizar los medios que tenemos para lograr que la Argentina sea un país donde se pueda convivir”, aseguró tajante.

Sin embargo, la ministra destacó ciertos avances que se dieron desde que asumió el gobierno libertario. “Ahora piden permiso, piden reuniones, quieren plantear que van a respetar el protocolo en lo que puedan. [Pablo] Moyano provoca un poquito diciendo que va a poner 40 mil trabajadores… Que los lleve a upa, no sé, que los lleve como quiera, nosotros vamos a hacer cumplir el protocolo todo lo que podamos”, dijo con ironía, luego de que el lunes el hijo de Hugo Moyano aseverara: “¿Cómo metés a los cientos de miles? ¿A upa? ¿Me llevo a 40 mil camioneros que voy a movilizar a upa, en fila india? Es imposible”.

Pese a esto, Bullrich insistió con que es “obligación” del Gobierno lograr que la sociedad “esté liberada” y no tenga que preguntarse todos los días si va a haber cortes o no. “Como cuando uno mira la temperatura, ‘¿hay piquete o no hay piquete?’, ‘¿cuántos grados hacen?’, ‘¿puedo salir o no?’, ‘¿voy a tardar tres horas o seis?’. Bueno, basta. Nosotros vamos a liberar al pueblo de esta situación para que se pueda tener un país que no tenga 9000 piquetes por año”, cerró.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias